Cámaras de vigilancia bajo asedio de hackers

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Los dueños de negocios que vigilan sus locales mediante cámaras conectadas con sus teléfonos celulares podrían ser víctimas de espionaje cibernético. (Published domingo 21 de agosto de 2016)

    Una familia captada caminando en algún edificio de Miami o una reunión de ejecutivos. Todos expuestos por sus cámaras de seguridad hackeadas en decenas de sitios webs y aplicaciones móviles.

    El espionaje electrónico está en boga a partir de la creación de plataformas ilegales. Así es como viviendas, negocios, parques, pueden ser observados en tiempo real, desde cualquier lugar del mundo.

    Tom García, presidente de la firma InfoSight, Inc., dice que los creadores de tales plataformas de espionaje usan robots programados para intervenir las direcciones IP de usuarios que controlan sus cámaras de vigilancia por internet.

    Desde una playa en Miami Beach hasta una restaurant en Corea del Sur. Miles de cámaras de seguridad quedan expuestas a cualquier usuario en internet en tan sólo uno de los varios sitios web que existen.

    Son filtradas cuando sus contraseñas son débiles.  Pero, ¿qué hacer?

    Analistas recomiendan usualmente una contraseña de 12 a 15 caracteres, combinada con letras mayúsculas y minúsculas, símbolos y números.

    José Delgado conoció que su negocio era observado en una de estas páginas cuando una persona anónima lo llamó a su oficina.

    "Es preocupante, porque toda esa información está expuesta, pero tomaremos medidas", dijo Delgado.

    Los expertos dicen que no bastan las contraseñas para protegerse de la alta tecnología en malas manos. Además de cámaras, nuestros sistemas de seguridad deben incluir sensores y softwares especializados en bloquear el espionaje.