Destinan cinco millones contra el zika en Puerto Rico

Los fondos se utilizarán para mejorar los servicios de planificación familiar.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La secretaria de Salud de EE.UU., Sylvia Burwell, anunció que su departamento destinará cinco millones de dólares a 20 centros sanitarios de Puerto Rico para combatir el virus del Zika en la isla. 

    Burwell, que visita durante dos días la isla para evaluar con las autoridades locales el impacto del zika, señaló en un comunicado que los fondos se utilizarán para mejorar los servicios de planificación familiar, incrementar los planes educativos y la contratación de más personal.

    "En Puerto Rico y todo el mundo el virus del Zika es una seria amenaza para la salud", dijo Burwell, tras mostrar su compromiso personalmente al gobernador Alejandro García Padilla de "hacer todo lo posible para combatirlo y para ayudar a fortalecer la atención de salud en Puerto Rico".

    La funcionaria indicó que los 20 centros de salud puertorriqueños que recibirán los fondos dan servicio a más de 330.000 personas, incluyendo casi 80.000 mujeres de entre 15 a 45 años.

    Los servicios prestados incluyen atención prenatal a más de 3.000 mujeres embarazadas, 2.000 bebés y servicios de anticoncepción a más de 16.600 féminas al año.

    García Padilla pidió a Burwell durante el encuentro una acción justa del Gobierno federal por medio de la cual se le provean las herramientas que Puerto Rico necesita para su recuperación económica y, sobre todo, para hacerle frente a la emergencia que se confronta en el sistema de salud a causa de los problemas de liquidez.

    Ambos funcionarios se dirigieron tras la reunión al Centro Médico y García Padilla instó a Burwell a continuar trabajando junto a su administración en favor de la paridad de fondos Medicare y Medicaid con respecto al resto de EE.UU., además de pedirle acciones concretas para atender la emergencia sanitaria que sufre Puerto Rico a causa de la falta de liquidez.

    El jefe del Ejecutivo le solicitó además a la secretaria estadounidense el apoyo del Departamento de Salud federal para que, más allá de proveer fondos, lidere un esfuerzo para erradicar el mosquito causante de las enfermedades de zika, dengue y chikunkunya. Solicitó también alternativas para aumentar la disponibilidad de servicios médicos especializados en la isla, ante la masiva emigración de profesionales del campo de la salud rumbo a EE.UU. producto de la crisis.