Federales consiguen "botín de guerra" con arresto de Anaudi Hernández

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El recaudador del Partido Popular Democrático, Anaudi Hernández, y otros nueve imputados fueron arrestados por las autoridades federales por un amplio esquema de corrupción. (Published jueves 3 de diciembre de 2015)

    El recaudador del Partido Popular Democrático (PPD), Anaudi Hernández y otras nueve personas allegadas a la administración actual, fueron arrestadas el jueves, como parte de una investigación federal por corrupción gubernamental.

    "Exhorto al gobernador Alejandro García Padilla y a los demas líderes políticos de Puerto Rico a que lean el pliego acusatorio con detenemiento, y mediten sobre estas acusaciones serias y sin precedentes. Y los reto a que limpien su casa de los parásitos y garrapatas políticas, que tienen a Puerto Rico desangrado y en cuidado intensivo" expresó en conferencia de prensa el director del FBI en Puerto Rico, Carlos Cases

    De la conferencia de prensa también participó la fiscal Rosa Rodríguez Vélez, quien comenzó diciendo que “hoy hemos visto que la corrupción pública no tiene colores”, recordando una frase que popularizó el ex fiscal Guillermo Gil Bonar durante la época en que se arrestaban a varios funcionarios y allegados de la administración de Pedro Rosselló González.

    Rodríguez Vélez explicó que Hernández llegó a tener tanto poder en la administración de García Padilla que no solamente, influyó en nombramientos, sino que logró el despido de personas vinculadas al opositor Partido Nuevo Progresista (PNP).

    Uno de los supuestos tres esquemas ideados por Hernández, fue en la Administración de Desarrollo Laboral (ADL), donde logró que nombraran a Sally López para dirigir dicha entidad. Hernández le hizo varios regalos a López como carteras de diseñador y bolígrafos, así como cenas en restaurantes de lujo. A cambio, recibió varios contratos para organizar ferias de empleo.

    El segundo esquema ocurrió en la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA). Sonia Barreto, directora de compras de la corporación, le pidió a Hernández que la ayudar a conseguir dicha plaza. Junto con Ivonne Falcón, proveyeron a Hernández de información privilegiada que le permitió conseguir distintos arreglos económicos en varias instancias.

    “Perelló: ¿tú crees que el pueblo es tontejo?”

    “Perelló: ¿tú crees que el pueblo es tontejo?”
    Jay Fonseca despotrica contra el presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, quien argumentó que desconocía sobre el esquema de corrupción que revolvía alrededor de Anaudi Hernández. (Publicado jueves 3 de diciembre de 2015)

    El tercer esquema se produjo en la Cámara de Representantes. Xavier González, le solicitó a Hernández que le ayudara a conseguir trabajo, lo que finalmente ocurrió, cuando lo nombraron como administrador del cuerpo legislativo. A cambio, se le ayudó a Hernández a entrar en una subasta fraudulenta para que saliera favorecido en un contrato para cambiar el cuadro telefónico de la Cámara.

    La compañía incorporada por Hernández para conseguir este contrato, no tenía peritaje alguno, según las autoridades para ese trabajo, por lo que hubo que buscar a otra empresa para que terminara el trabajo. A pesar de esto, la Cámara de Representantes pagó hasta octubre de este año a la empresa de Hernández por el mantenimiento del cuadro telefónico.

    De igual manera el presidente de la Cámara, Jaime Perelló, negó tener alguna conección con dicho esquema de fraude y dejó saber que está consternado con por los arrestos.

    "Todo el que me conoce sabe que soy una personas que rupudio la corrupción, y que he luchado toda mi vida en contra de la corrupción" expresó Perelló mientras reiteró que su testimonio ante el Gran Jurado Federal fue alusivo al proceso de la otorgación del contrato Tricon Global, propiedad de Hernández.

    "Ese contrato lo otorga Administración a base de un proceso que establecen los reglamentos de la Cámara de Representantes" dijo Perelló.

    El Presidente Cameral también rechazó que Anaudi Hernández fuera el director del comité de finanzas de su campaña, pero no explicó si el arrestado federal perteneció a dicho comité.

    De ser hallados culpables, los acusados se exponen a sentencias de hasta cinco años por conspirar para cometer fraude a programas federales, 10 años por fraude a los servicios honestos y hasta 20 años por lavado de dinero y obstrucción a la justicia, entre otros.