Fuertes vientos causan estragos en la Isla