Hacienda ejercerá mayor control sobre las iglesias en Puerto Rico

Buscan detectar actividades lucrativas impropias.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    San Juan - El secretario de Hacienda de Puerto Rico, Juan Zaragoza, anunció mayor control fiscal sobre las miles de iglesias que operan en la isla con amplias exenciones tributarias, para detectar posibles actividades lucrativas impropias de su condición.

    El anuncio de Zaragoza, que dio a entender que algunas iglesias realizan actividades lucrativas de forma enmascarada, fue respondido hoy con cierta indignación por el presidente de la iglesia Ministerio Clamor de Dios Internacional, Jorge Raschke, quien dijo a Efe que las palabras del funcionario molestaron por generalizar.

    "Si hay alguna iglesia en particular de la que tiene evidencia -de funcionar como entidad con ánimo de lucro- que lo diga, pero que no generalice", indicó el reverendo, que también es ministro del Concilio Asambleas de Dios en su capítulo de Puerto Rico, organización de fe pentecostal que agrupa a iglesias evangélicas.

    El tema ganó actualidad cuando la semana pasada acabó el plazo para la presentación de la declaración sobre ingresos a Hacienda, entidad que debido a los problemas de liquidez del Gobierno de Puerto Rico trata de que ningún contribuyente escape sin pagar lo que debe.

    Desde hace años, la presencia de miles de iglesias en Puerto Rico levanta sospechas sobre si realmente estas instituciones tiene un fin espiritual, ya que hay miles en la isla y muchas gozan de beneficios tributarios y subvenciones muy ventajosos.

    El Código de Rentas Internas de Puerto Rico establece que las organizaciones religiosas están exentas de contribuciones sobre ingresos, siempre que ninguna de cuyas actividades redunde en beneficio de algún accionista o individuo particular.

    "No se puede sembrar la duda por tres malandros -delincuentes-", indicó Raschke, tras apuntar que con la decisión de fiscalizar a las iglesias Hacienda se mete con un sector que "ayuda al país" por medio de su labor social.

    Raschke aprovechó además para pedir "igualdad con la Iglesia Católica", dando a entender que los Gobiernos puertorriqueños han favorecido tradicionalmente a esa confesión.

    El portavoz del colectivo Dios le debe a Hacienda, Amado Martínez, dijo hoy a Efe que en Puerto Rico hay más de 6,000 organizaciones que dicen llevar a cabo una actividad de naturaleza religiosa y que se benefician de exenciones fiscales.

    Martínez recordó que estas instituciones supuestamente religiosas no pagan impuestos por no llevar a cabo actividades económicas, cuando realmente algunas se montan con el objetivo de obtener beneficios.

    Además, no rinden a Hacienda ningún tipo de informe de sus cuentas, y gozan de subsidios en el pago de luz y agua, o a la hora de tributar por la adquisición de bienes inmuebles, así como por la compra de vehículos.

    "Las iglesias se benefician de la aportación -por parte de sus fieles- de donativos a cambio de la salvación", dijo Martínez para poner un ejemplo de cómo estas instituciones se lucran con ingresos que no repercuten en Hacienda.

    Martínez subrayó que una de los posibles motivos de la gran proliferación de iglesias en la isla es que estas instituciones pueden ponerse a funcionar sin ni siquiera tener que solicitar un permiso para ejercer su actividad.

    Dijo que en la práctica cualquier persona, sin tener que pasar por un seminario o recibir formación específica, puede comenzar a ejercer en Puerto Rico como pastor.

    Recordó que las organizaciones sin fines de lucro no religiosas tienen que rendir un informe con datos de ingresos y gastos, entre otros detalles financieros, al Departamento de Hacienda, mientras que las iglesias están exentas.

    Uno de los mejores ejemplos de lucro de estas organizaciones, según la información aportada por Martínez, es que centros de tratamiento asociados a las instituciones religiosas prestan servicios a enfermos usando como terapia la oración a cambio de dinero, recibido en forma de donaciones.

    La organización Dios le debe a Hacienda calcula que si las iglesias tributasen por su actividad cada año se recaudarían cerca de $200 millones.

    De las críticas tampoco se escapa la Iglesia católica, que según denuncia la organización, cuenta con innumerables propiedades que gozan del beneficio tributario por su condición pero que son alquiladas a terceros generando un beneficio por el que no tributan.

    ¡Síguenos en Facebook o Twitter! También puedes descargar aquí la aplicación de Telemundo PR completamente gratis. Dónde quieras. Cuándo quieras.