Hallazgo en ratones podría avanzar vacuna contra zika

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Científicos en Estados Unidos han desarrollado una nueva terapia que podría evitar daños en fetos de ratones afectados por el virus del Zika, según revela un estudio publicado hoy por la revista Nature. (Published lunes 7 de noviembre de 2016)

    Científicos en Estados Unidos han desarrollado una nueva terapia que podría evitar daños en fetos de ratones afectados por el virus del Zika, según revela un estudio publicado hoy por la revista Nature.

    La investigación, liderada por el Departamento de Pediatría del Vanderbilt University Medical Center de Nashville (Tennessee), reconoce que existen diferencias en la gestación de ratones y humanos, pero sus hallazgos podrían llevar a los expertos a dar con una vacuna contra el Zika.
    Este virus, recuerdan los autores, puede causar serios daños neurológicos al feto, como la microcefalia, o provocar enfermedades en adultos, como el síndrome Guillain-Barre, un trastorno neurológico que conduce a que el sistema inmunitario ataque a una parte del sistema nervioso.
    Para su estudio, los científicos aislaron anticuerpos humanos de los glóbulos blancos de individuos previamente infectados con el virus del Zika y se centraron en un tipo en particular que destacó por su “potencia” en test preliminares.
    A continuación, analizaron el comportamiento de ese anticuerpo en un modelo de infección de Zika en ratones.
    En otro un experimento, explican, aplicaron este mismo tratamiento en hembras de ratón embarazadas antes y después de contraer las infección de Zika.
    En ambos casos, la carga viral tanto en la madre como del feto se vio reducida considerablemente, al tiempo que se limitaron los daños causados por el virus en la placenta y aumentó el tamaño del feto.
    Estos resultados sugieren que este tratamiento podría ser útil como instrumento preventivo y también como terapia en individuos ya afectados por el virus del Zika.
    “Las pruebas, que demuestran que esta terapia antiviral puede prevenir o controlar la infección de virus del Zika durante el embarazo en ratones, plantean la posibilidad de que se efectúen intervenciones significativas durante el periodo de gestación”, destacan los expertos.

    La investigación, liderada por el Departamento de Pediatría del Vanderbilt University Medical Center de Nashville (Tennessee), reconoce que existen diferencias en la gestación de ratones y humanos, pero sus hallazgos podrían llevar a los expertos a dar con una vacuna contra el Zika.

    Este virus, recuerdan los autores, puede causar serios daños neurológicos al feto, como la microcefalia, o provocar enfermedades en adultos, como el síndrome Guillain-Barre, un trastorno neurológico que conduce a que el sistema inmunitario ataque a una parte del sistema nervioso.

    Para su estudio, los científicos aislaron anticuerpos humanos de los glóbulos blancos de individuos previamente infectados con el virus del Zika y se centraron en un tipo en particular que destacó por su “potencia” en test preliminares.

    A continuación, analizaron el comportamiento de ese anticuerpo en un modelo de infección de Zika en ratones.

    En otro un experimento, explican, aplicaron este mismo tratamiento en hembras de ratón embarazadas antes y después de contraer las infección de Zika.

    En ambos casos, la carga viral tanto en la madre como del feto se vio reducida considerablemente, al tiempo que se limitaron los daños causados por el virus en la placenta y aumentó el tamaño del feto.

    Estos resultados sugieren que este tratamiento podría ser útil como instrumento preventivo y también como terapia en individuos ya afectados por el virus del Zika.

    “Las pruebas, que demuestran que esta terapia antiviral puede prevenir o controlar la infección de virus del Zika durante el embarazo en ratones, plantean la posibilidad de que se efectúen intervenciones significativas durante el periodo de gestación”, destacan los expertos.