Intensifican alerta por niños intoxicados con detergente

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    En EEUU un niño es reportado a un centro de control de envenenamiento cada 45 minutos. (Published lunes 25 de abril de 2016)

    Un estudio reveló una alarmante cifra de niños afectados por la ingesta accidental de detergente en Estados Unidos.

    "Lo que encontramos fue sorprendente", dijo a Today Show  el coautor del estudio, el doctor Gary Smith, director del Center for Injury Research and Policy en el Nationwide Children's Hospital.

    "Durante dos años de este estudio hemos visto un aumento en el número de casos derivados del contacto con detergentes, pero sobre todo con los paquetes de detergente de lavandería. De hecho, en este país cada 45 minutos un niño es reportado al centro de control de envenenamiento."

    Smith y sus colegas analizaron los datos de 62,254 llamadas realizadas en 2013 y 2014 a los centros de control de intoxicaciones de EE.UU. notificando la exposición no intencional a detergente de ropa o para lavavajillas entre niños menores de 6 años.

    Las llamadas aumentaron en todos los tipos de exposiciones a detergentes, pero el aumento fue mayor en los casos de cápsulas de detergente de lavandería altamente concentrados (17 por ciento); seguido por los paquetes de detergente de lavavajillas (14 por ciento).

    Los daños a los niños por la ingestión de las cápsulas de lavandería incluyen: 17 casos de coma, 6 casos de paro respiratorio, 4 casos de edema pulmonar (líquido en los pulmones) y 2 casos de paro cardíaco.

    El doctor incluso afirmó que “hemos tenido dos muertes en los últimos dos años debido a la exposición a ellas".

    A principios de este año, dos legisladores propusieron reducir de los daños mediante la introducción de un proyecto de ley que requeriría nuevos niveles de seguridad de los productos.

    El proyecto de ley fue suspendido después de que los fabricantes acordaron hacer cambios en sus productos, que incluían la adición de un revestimiento de sabor amargo y el uso de contenedores que eran difíciles de abrir.

    Smith y sus colegas adoptan una postura más dura, "recomendando enfáticamente " que los padres no usen esas cápsulas de lavado si hay niños pequeños en casa.

    Según la Asociación Americana de Centros de Control de Envenenamiento (AAPCC por sus siglas en inglés), los síntomas de la ingestión de una cápsula pueden incluir vómitos, dificultad para respirar o somnolencia.

    Para proteger a los niños, la AAPCC aconseja siempre mantener cerrados los contenedores de detergente, además de sellados y almacenados en lugares altos, fuera del alcance de los niños.

    Llama a tu centro local al 1-800-222-1222 inmediatamente si crees que tu hijo ha entrado en contacto con detergente o una cápsula de lavandería.

    Noticiero Telemundo