Dedican premios Tony a familiares de víctimas de masacre

Aunque "Hamilton" no batió el récord esperado, su creador Lin-Manuel Miranda se pronuncia sobre la masacre.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Lin-Manuel Miranda, estrella de la célebre "Hamilton", que aunque no batió el récord de Tony estuvo muy cerca, se emocionó hasta las lágrimas al recibir su premio y recordar que solo el amor evitará nuevas masacres como la ocurrida en Orlando.

    NUEVA YORK - "Hamilton", la biografía con sabor a hip-hop de Alexander Hamilton, arrasó el domingo en los Premios Tony, pese a que no rompió el récord al mayor número de galardones en una noche.

    "Hamilton", creada y protagonizada por Lin-Manuel Miranda, llegó con 16 nominaciones y en una hora había ganado nueve: a mejor partitura, libreto, dirección, orquestación, coreografía y actor y actriz de reparto, para Daveed Diggs y Renee Elise Goldsberry.

    Previamente recibió premios a mejor diseño de vestuario e iluminación, pero perdió en la categoría de diseño de escenografía ante "She Loves Me", lo que significó que no rompería la marca de 12 Tonys impuesta por "The Producers".

    La ceremonia de los Premios Tony comenzó con gran pesar horas después de que un hombre armado asesinó a 50 personas en un club nocturno gay en Orlando, Florida, llevando a Broadway a rendir homenaje a las víctimas al principio del show y muchas referencias sobre tolerancia a lo largo de la velada.

    "El teatro es un lugar en el que cada raza, cada credo, cada sexualidad son iguales, son abrazadas y amadas. El odio nunca va a ganar. Juntos tenemos que asegurarnos de ello".

    "El show de esta noche se erige como un símbolo y celebración de ese principio. Estos son los premios Tony", expresó James Corden, el conductor de la gala al dar inicio a la entrega de premios considerados los Oscar del Teatro.

    "El odio nunca ganará. Juntos tenemos que asegurarnos de eso. El espectáculo de esta noche es un símbolo y una celebración de ese principio", expresó Corden mirando a la cámara de espalda al público.

    "Hamilton", con un récord de 16 nominaciones, encabezó desde temprano la ceremonia con cinco reconocimientos, incluyendo mejor partitura, de su creador y astro Lin-Manuel Miranda, mejor actor de reparto en un musical, para Daveed Diggs, y mejor actriz de reparto en un musical para Renee Elise Goldsberry.

    Pero la mayor parte de la emisión se mantuvo ligera, con el humor típico de una ceremonia de premios.

    Miranda, al recibir el premio a la mejor partitura original, hizo referencia a la tragedia y exhortó al público, aguantándose las lágrimas, a que nos demos "amor y amor y amor...".

    Thomas Kail, el director laureado de "Hamilton", le agradeció a Miranda, un frecuente colaborador, y celebró la diversidad de esta temporada en Broadway. "Sigamos contando historias", dijo.

    Jayne Houdyshell, una veterana del teatro neoyorquino, ganó su primer Tony, a mejor actriz de reparto en una obra, por su papel de madre chismosa en "The Humans".

    Videos de testigos durante masacre en Orlando

    Videos de testigos durante masacre en Orlando
    Los testigos describieron una escena caótica cuando comenzó el ataque poco antes de que cerrara el club Pulse. Aquí algunos videos de los momentos de angustia que vivieron. (Publicado domingo 12 de junio de 2016)

    Reed Birney, quien interpreta a su esposo en la misma obra, se alzó con el premio al mejor actor. Admitió que 35 de sus 42 años de trayectoria fueron "bastante malos" y le agradeció a la comunidad teatral por ayudarlo a seguir adelante.

    En respuesta a la masacre ocurrida en Orlando, la peor en la historia de Estados Unidos, "Hamilton" no usó mosquetes en su actuación en los Tony. Los organizadores también crearon una cinta plateada que las estrellas usaron en solidaridad.

    "Mi corazón está triste", dijo Jeffrey Seller, productor de "Hamilton". "La celebración de esta noche está empañada por esto".

    Corden le inyectó su energía de chico divertido al número musical de apertura, un impresionante popurrí que incluyó fragmentos de los musicales más famosos de Broadway, desde "El fantasma de la ópera" hasta "Grease" y "Annie".

    Los Premios Tonys serían una especie de salto victorioso para "Hamilton", que ha barrido con los más grandes honores. Miranda ya recibió este año un Premio Pulitzer, un Grammy, el Premio Edward M. Kennedy al Teatro Inspirado en la Historia Estadounidense y una beca al "genio" de la Fundación MacArthur.

    "Hamilton" y las 38 nuevas producciones de este año impulsaron la asistencia a Broadway un 1.6%, a 13.3 millones. Las taquillas reportaron ingresos totales de $1,370 millones, 0.6% más que la temporada previa.

    A la sombra de "Hamilton" llegaron musicales con historias inusuales a Broadway: la de una esposa y pastelera infeliz en "Waitress", la historia interna de un musical afroamericano olvidado de los años 20 en "Shuffle Along", y un espectáculo de bluegrass sobre una madre soltera en el sur en "Bright Star". Uno de los musicales más oscuros y retorcidos fue "American Psycho", con un héroe blandiendo un cuchillo bañado de sangre. 

    La temporada también fue rica en cuanto a la diversidad de los actores: 14 de los 40 nominados al Tony en obras y musicales, o el 35%, son actores de minorías raciales. Y hay más nominados no blancos en otras categorías, incluyendo al coreógrafo Savion Glover, los directores George C. Wolfe y Liesl Tommy, y la dramaturga Danai Gurira.

    Las mujeres también batieron récords: "Eclipsed" es la primera obra de Broadway con una directora, escritora y elenco completamente femenino e, incidentalmente, completamente negro. En el lado de los musicales, "Waitress" marcó la primera vez que los cuatro puestos creativos clave en un espectáculo - compositor, coreógrafo, libretista y director- fueron todos de mujeres.

    Los internautas expresaron su preocupación por los precios de las entradas de Broadway y un 51% se mostraron a favor de poner límites a las reventas.

    Los productores de "Hamilton" -cuyas entradas, agotadas desde hace meses, han llegado a revenderse según los medios locales por hasta $9,000- decidieron esta semana que la mejor forma de luchar contra la reventa es subir los precios, por lo que ahora la butaca más cara cuesta $849.