Reparten juguetes a niños en Guaynabo

Santa y los Reyes Magos compartieron con los pequeños.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Reparten juguetes a niños en Guaynabo

    Cientos de niños recibieron el viernes, víspera de Nochebuena, juguetes obsequiados por el Municipio Autónomo de Guaynabo siguiendo la tradición anual para asegurar que ningún niño quedará sin la alegría de recibir un regalo el Día de Santa Claus.

    La entrega fue hecha en cuatro lugares estratégicos donde el alcalde Héctor O’Neill, su esposa Alba Alvelo y el equipo de trabajo municipal, arribaron con bolsas de juguetes clasificados según la recomendación por edades y considerando tanto a las niñas como los niños.

    El alcalde O’Neill aprovechó para enviar el mensaje a las familias que conservan juguetes que sus hijos ya no usan, que están en buenas condiciones, servibles, para que los donen a instituciones sin fines de lucro que se dedican a repartir juguetes en esta época por los vecindarios de clase en desventaja económica.

    “Hagamos nuestra parte. A veces tenemos en los armarios o garajes juguetes casi nuevos, utilizables, de los cuales podemos disponer, pero preferimos dejarlos ahí, ocupando espacio en vez de obsequiarlos para que sirvan de entretenimiento y alegría a otros niños y niñas”, dijo O’Neill en declaraciones escritas.

    Los personajes navideños Santa y los Tres Reyes Magos acompañaron a los empleados municipales en la tarea de repartir y de compartir con los niños.

    El primer cargamento fue entregado a las 9:00 de la mañana en la cancha del sector Amelia en donde se dieron cita vecinos de las comunidades adyacentes como Sabana, Vietnam y Jerusalén.

    El segundo grupo de juguetes fue distribuido en el barrio Juan Domingo a las 10:30 de la mañana. Los niños y los adultos acompañantes fueron convocados para recibir el regalo del Municipio como en años anteriores.

    La tercera entrega fue hecha en el barrio Guaraguao y, la cuarta se realizó en el Coliseo Mario Quijote Morales a donde asistieron los niños y niñas vecinos de las comunidades que no acudieron a la actividad en los tres barrios mencionados.

    Asimismo, apeló a las familias que exceden la cena de Nochebuena, a fin de que regalen un plato de alimentos a los deambulantes o las personas que no tienen quien les prepare una cena navideña como puede ser el caso de un anciano o de los ciudadanos que utilizan albergue.

    “Es fácil identificar en las cercanías de las comunidades a una persona que deseemos obsequiar un plato de alimentos... un pequeño gesto aporta en grande a un mejor Puerto Rico”.