Tormenta Bonnie se debilita a depresión tropical

Se transformó cerca de las costas de Carolina del Sur.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La tormenta tropical Bonnie se debilitó cerca de las costas de Carolina del Sur y se transformó en una depresión tropical, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

    En su último boletín, el instituto meteorológico con sede en Miami indicó que, en su ruta hacia las costas de Carolina del Sur, Bonnie presenta vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora y mantiene una trayectoria norte.

    Se espera que el sistema alcance las costas de ese estado a lo largo de esta mañana local para dar un giro al noreste esta noche y el lunes, con dirección a Carolina del Norte.

    Bonnie se ubica a 40 kilómetros al este-sureste de Charleston y a 130 kilómetros al sur suroeste de Myrtle Beach, ambas en Carolina del Sur, de acuerdo al CNH, que ha retirado el aviso de tormenta tropical que mantenía para zonas costeras de ese estado.

    Con una velocidad de traslación de 15 kilómetros por hora, el centro de la depresión se localiza cerca de la latitud 32,7 norte y la longitud 79,6 oeste.

    El sistema, que generará en tierra ráfagas de vientos con fuerza de tormenta tropical, está produciendo intensas lluvias que darán como resultado acumulaciones de agua de más de 100 milímetros en áreas de Carolina del Sur y Georgia y de más de 70 milímetros en Carolina del Norte.

    Bonnie es el segundo sistema que se forma antes de que comience la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, que empezará oficialmente el próximo 1 de junio y se extenderá por seis meses.

    A mediados de enero pasado, se formó el huracán Alex, que llegó a categoría 2 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5, y se degradó rápidamente a tormenta tropical tras tocar tierra en el archipiélago de las Azores.

    La temporada de huracanes en la cuenca atlántica puede ser "cercana a lo normal", con 10 a 16 tormentas tropicales, informó el viernes la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA).

    La agencia federal presentó sus previsiones de cara a la temporada de ciclones en la cuenca atlántica para este año, que afecta durante seis meses a Estados Unidos, el Caribe y México.

    La NOAA señaló que entre cuatro y ocho de las tormentas tropicales pueden llegar a ser huracanes, un pronóstico superior al de los últimos tres años.

    Estimó que entre uno y cuatro de los huracanes previstos serán de categoría mayor.