Investigadora revela por qué no se llevaron el colchón ensangrentado de Lorenzo

Wanda Candelario testifica en el séptimo día de vistas en el Caso Lorenzo.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cuestionan razones por las cuales no ocuparon el mattress de Lorenzo (Published jueves 7 de abril de 2016)

    En el séptimo día de vista preliminar en el juicio contra Luis Gustavo “El Manco” Rivera Seijo por el asesinato del niño Lorenzo González Cacho, se sentará a declarar la investigadora Wanda Candelario.

    Candelario es  investigadora de escena del instituto de Ciencias Forenses y es la primera en ocupar la silla de testigos hoy. También está citado el agente Simón Rosa. 

    La fiscalía comenzó directo a cuestionar las funciones de Candelario, a lo que la investigadora afirmó que prepara informes, croquis y levanta evidencia. 

    Los croquis que preparó Candelario de la escena en marzo de 2010 son presentados como evidencia, pero antes la fiscalía permite que la defensa los vea. 

    La investigadora declaró que fue llamada por el agente Nicolás Maldonado de la División de Homicidios de la Policía.

    "Lo primero que vi fue la patrulla de la policía. La custodiaba el agente Jaime Cruz. Estaba la fiscal Mariela Santini y el agente Maldonado", testificó.

    El acceso a la residencia se lo dio Diana González, tía de Ana Cacho para comenzar la inspección visual en busca de evidencia.

    “Esto es una residencia de 2 niveles. Entré por la marquesina. Es una casa amplia. En la marquesina veo manchas de lo que aparentaba ser sangre... en el pasillo que accede a la marquesina también. Llegamos a un cuarto, con baño. El pasillo que intersecta con el que usamos para entrar había sangre también. En uno de los cuartos de los menores vemos más sangre, el de la niña. En la cama, sangre abundante. Seguimo a la habitación del niño, lo separa un baño del otro cuarto. Vamos al pasillo y vemos más rastros de sangre", describió Candelario sobre su recorrido.

    “Se levantó un cubrecama y un cojín para fines de evidencia”, indicó la investigadora.
    Añadió que se reubicaron al CDT para hacer exámenes preliminares del occiso. Detalló que el niño “tenía calzoncillos cortos con diseños de dinosaurios, una herida cortante sobre su párpado izquierdo y otra en el pómulo rompiendo el hueso de la nariz”.

    La fiscalía cuestionó el por qué no se llevaron el “mattress” como evidencia a lo que Candelario contestó que “lo primordial era el cubrecama que tiene la sangre, lo tiene contenida. La sangre percola al ‘mattress’, por eso ocupamos el cubrecama, porque era la fuente de la sangre, no la cama”.

    “Me llevé el cubrecamas para el instituto para que corroboraran si era sangre, así como los aplicadores que recogímos de la sangre del piso”.

    Según testificó, al otro día le indicaron que fue asesinato y no accidente, por lo que regresaron a la escena.

    Al regresar a la residencia de Cacho, los investigadores recopilaron rastros de papel de aluminio, pastillas y una bolsa plástica que contenía cepillo dental y documentos del Tribunal de San Juan con el nombre de Luis Rivera Seijo.

    A fotografías presentadas por la fiscalía, Candelario repasó sobre las manchas de sangre en la pared del cuarto de la hermana de Lorenzo, el rostro del niño y el interior de la residencia.

    Durante el contrainterrogatorio, el abogado de la defensa, Mario Moczó cuestionó nuevamente sobre por qué no ocuparon el colchón de Lorenzo.

    “¿Le consta que estuviera puesto (el cubrecama) al momento del crimen?”, interrogó Moczó.

    “No”, respondió Candelario.

    Además, afirmó que nada de lo que estaba en la cocina- botellas, de cerveza, galletas, etc.- se levantó como evidencia.

    La investigadora reconoció que en la escena no se levantaron huellas .

    Para la cobertura completa del séptimo día de vista preliminar en el caso contra Luis Rivera Seijo puedes visitar el Twitter de nuestro reportero Walter Soto León.

    ¡Síguenos en Facebook o Twitter! También puedes descargar aquí la aplicación de Telemundo PR completamente gratis. Dónde quieras. Cuándo quieras.