Cannabis podría disminuir la deuda

Cannabis podría disminuir la deuda

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El uso medicinal de los derivados de cannabinoides en Puerto Rico podría representar el aumento en los recaudos del gobierno a través de arbitrios impuestos a la venta, la creación de empleos en la industria de la producción farmacéutica, investigación clínica, la producción de plantas, entre otros, expuso en la versión impresa de la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP) Mario Jordi Maura Pérez, del Departamento de Finanzas de la Escuela de Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de Río Piedras.

    • Tema Relacionado: Son muchos los que viven "a fuerza de cannabis"

     

    Según el profesor de finanzas, el gobierno federal de Estados Unidos y el gobierno estatal de Puerto Rico se enfrentan a un panorama fiscal difícil debido a la crisis económica que atraviesan durante los últimos años donde según el “CIA World Factbook” (2015), la deuda estadounidense representa aproximadamente el 72% del Producto Interno Bruto (PIB), siendo este su nivel más alto desde la Segunda Guerra Mundial.

    Mientras, la deuda de Puerto Rico representa un 92% del PIB y por lo tanto, el uso de los derivados de los cannabinoides medicinales se ha presentado como “alternativa económica para allegar fondos al fisco a través de impuestos fijados a la venta de derivados de dicha planta”, reza el artículo de corte científico.

    “Diferentes estados de los Estados Unidos ya han legalizado el uso medicinal y recreativo del cannabis y según su economista, Jeffrey Miron, para el caso de los Estados Unidos “se estima que al legalizar esta droga se le asigne un impuesto de 30%”. Al esto ocurrir, el gobierno de Puerto Rico recibirá aproximadamente $6.2 billones anuales debido a los impuestos tal y como se le asigna a cualquier otro producto, como por ejemplo el alcohol y el tabaco”, añade parte de la ponencia escrita del Doctor Maura Pérez.

    “La prohibición no ha tenido el impacto disuasivo deseado sobre el uso de cannabis. Según el Censo Nacional de Uso de Drogas y Salud (NSDUH, por sus siglas en inglés) se estima que los usuarios diarios de cannabis en Estados Unidos rondan los $7.8 millones (2.2%) y datos reflejan que también un promedio de 40.3 millones de estadounidenses son usuarios de cannabis. En el caso de Puerto Rico, según ASSMCA (Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción), en el 2008 en Puerto Rico habían 198,140 (5.2%) usuarios de marihuana”, detalló, quien enfatizó que si se aplican en la isla el promedio del NSDUH, los números serían mayores para Puerto Rico alcanzando una cantidad de usuarios de aproximadamente 400 mil.

    De otro lado, se asegura que la legalización en Puerto Rico redundaría en un ahorro presupuestario sobre los gastos gubernamentales relacionados a la prohibición de la droga, ascendentes a $41.3 billones, donde en la isla, según el senador Miguel Pereira, “los costos asociados a la guerra contra las drogas asciende a $5 billones en la última década y un gasto anual promedio de $500 millones”.

    “En el estado de California por ejemplo, se han creado sobre 10 mil empleos directos desde la legalización del cannabis. Según estimados conservadores, se entiende que el gobierno de Puerto Rico podría recaudar entre $50-$100 millones recibidos por arbitrios al consumo de cannabis”, concluyó.