Se va a la piscina con todo y auto y un héroe la rescata

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Después de que su camioneta pick up acabara dentro de una piscina, la mujer tuvo que ser rescatada de morir ahogada. Rigo Villalobos nos tiene el reporte (Published lunes 10 de julio de 2017)

    Una familia de San Diego se llevó la sorpresa de su vida luego de que una camioneta terminara en su piscina. Lo más preocupante es que dentro del vehículo se encontraba una mujer que corría el riesgo de morir ahogada.

    Un buen samaritano arriesgó su vida para salvarla. Gabriel Mejía no dudó y sin pensarlo corrió a ver qué había sucedido.  Al ver que una mujer de la tercera edad estaba a punto de ahogarse y no podía bajar las ventanas de su auto debido a la presión del agua, Mejía se aventó al rescate y con un ladrillo logró romper el vidrio.

    “El vidrio no se podía quebrar, no se podía quebrar hasta que le di con todas mis fuerzas. Lo más que pude y lo quebré. Le hice un pequeño hoyo”, dijo Mejía.

    Por ahí logró salir la mujer quien fue trasladada al hospital.

    El incidente ocurrió alrededor de las 4:30 p.m. en la cuadra 7300 de Conestoga Court cerca de Fontaine Street, de acuerdo con el departamento de bomberos de San Diego.

    Según la policía de San Diego, el esposo de la mujer subía artículos a la camioneta mientras ella lo esperaba dentro, cuando la camioneta comenzó a moverse en reversa por la calle hasta romper la cerca de una vivienda y acabar en la piscina.

    Mejía quien no es ningún experto en natación, no dudó en arriesgar su vida por salvar una desconocida en cuanto escuchó el choque. 

    “Estamos aquí para ser mejores personas y salir adelante”, dijo Mejía. 

    Paul Faulstich, el dueño de la casa donde acabó la camioneta Ford F150 dijo que no se encontraba en su domicilio al momento del accidente. Cuando regresó a su casa se topó con policía y camiones de bomberos. 

    El dijo que no podía creer cuando le dijeron que había una camioneta en su alberca: "Generalmente con los niños de 2 y 5 años solo son camionetas de juguete. No una camioneta Ford F150 Raptor de miles de dólares."

    Faulstich agregó que se sentía agradecido de que la mujer fue rescatada a tiempo. 

    "Estaba sangrando sabes. Pero quien sea que la haya rescatado, fue un enviado de Dios", dijo. 

    La mujer fue trasladada al hospital pero ya se encuentra en casa.