Transición de Poder

Transición de Poder

Elecciones presidenciales en Estados Unidos

Cara a cara, Clinton y Trump mostraron sus diferencias

Fue la primera vez que participaron de un debate en la campaña e intercambiaron opiniones.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La demócrata atacó al republicano sobre sus denuncias acerca del nacimiento de Obama. (Published lunes 26 de septiembre de 2016)

    Los aspirantes a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump y Hillary Clinton, mostraron sus diferencias el lunes durante el primer debate que los enfrentó en la histórica contienda con vistas a las elecciones del 8 de noviembre.

    El debate se realizó en el auditorio de Hofstra University en Nueva York y fue moderado por el periodista y conductor del informativo de la cadena hermana NBC, Lester Holt.

    Uno de los temas más candentes fue el racial, aunque ambos mantuvieron sus posturas. Clinton culpó a las armas de la violencia que golpea a la comunidad afroamericana mientras que su rival, Donald Trump, pidió "ley y orden" para acabar con la tensión racial entre los negros y la Policía.

    "Hay dos palabras que la secretaria Clinton no quiere usar, que son ley y orden", resaltó Trump, quien en el primer debate presidencial consideró que la policía "tiene miedo de hacer cualquier cosa" y, por ello, consideró que se han multiplicado los tiroteos en ciudades como Chicago.

    Frente a ello, Clinton ofreció tres recetas contra las tensiones raciales: restablecer la confianza entre la Policía y las comunidades negras, entrenar a los agentes y atajar la "epidemia" de la violencia armada, que se cobra de manera desproporcionada las vidas de varones afroamericanos.

    "La raza sigue siendo un gran desafío para nuestro país, todavía determina mucho, determina dónde la gente vive, qué tipo de educación recibe y determina cómo son tratados por el sistema penal", reconoció Clinton, quién reiteró su promesa de impulsar una reforma del sistema de justicia criminal.

    "Tenemos que restaurar la confianza entre las comunidades, tenemos que trabajar para asegurarnos de que los agentes tienen el mejor entrenamiento y que usan la fuerza solo cuando es necesario", continuó la exsecretaria de Estado, quien llamó "epidemia" a la violencia armada que sufre Estados Unidos.

    En su lucha por captar el voto de los afroamericanos, que apoyan mayoritariamente a Clinton, Trump consideró que la comunidad negra "ha sido abandonada" por los intereses partidistas de los políticos demócratas, que han acudido a ellos en las citas electorales pero luego se han olvidado de sus problemas.

    "Necesitamos instaurar la ley y el orden en nuestras ciudades, los que están más afectados por esto son los hispanos y los afroamericanos", añadió Trump. El magnate mencionó el ataque de julio en Dallas donde un exmilitar afroamericano mató a cinco policías blancos.

    "Es verdad que necesitamos mejores relaciones, pero en Dallas las relaciones eran una cosa preciosa y luego cinco policías murieron. Hay muchos incidentes malos sucediendo", resaltó Trump.

    Por su parte, Clinton mencionó a la ciudad de Charlotte, en Carolina del Norte, que vivió durante la pasada semana violentas manifestaciones debido a la muerte de Keith Lamont Scott, un afroamericano de 43 años tiroteado por la Policía.

    Trump, por su parte, acusó a su oponente demócratade usar su correo privado mientras era secretaria de Estado "a propósito", algo que ella negó y atribuyó a un "error".

    "Cometí un error utilizando mi correo privado", dijo Clinton en la Universidad de Hofstra, algo que Trump replicó con un "no está claro".

    La ex secretaria de Estado (2009-2013) agregó que "asume la responsabilidad" de haberlo hecho y que de enfrentarse de nuevo con esa situación actuaría de manera "diferente". "Eso fue más que un error. Eso fue a propósito", replicó el magnate neoyorquino, al que no convencieron las explicaciones de Clinton.

    La candidata demócrata utilizó un servidor privado de correo electrónico mientras era secretaria de Estado desde el que envió correos con información clasificada y que, según el FBI, corrieron el peligro de haber caído en manos de actores externos y hostiles a Estados Unidos.

    Trump también habló sobre la importancia de "la ley y el orden" en respuesta a la pregunta del moderador sobre cómo sanar segregaciones raciales. Dijo que sin ley y orden, "no vamos a tener un país". Señaló que en barrios pobres, afro-estadounidenses e hispanos "están viviendo un infierno porque es muy peligroso".

    Trump dijo que si se camina por las calles de algunos sitios en Chicago, "le disparan a uno".

    Continuó citando la controversial táctica policiaca de "detención y cacheo" como una forma de disminuir la delincuencia. "En este momento nuestra policía está temerosa de hacer cualquier cosa", agregó. Un juez federal determinó que la práctica de "detención y cacheo" es inconstitucional.

    Clinton y Trump también se enfrascaron en una discusión sobre el comercio, los impuestos y cómo hacer que los empleos bien pagados regresen a Estados Unidos al iniciar su primer debate cara a cara en la contienda por la presidencia.

    La demócrata Clinton dijo que su rival republicano está promoviendo una versión "Trumpeada" de la así llamada "economía del goteo", una filosofía enfocada en aplicar recortes fiscales para los ricos para que luego ese dinero se traspase a otros sectores. Pidió incrementar el salario mínimo federal, gastar más en proyectos de infraestructura y garantizar un sueldo igual para las mujeres.

    Trump esbozó políticas que dijo han provocado que los empleos estadounidenses sean trasladados al extranjero, en parte debido a acuerdos comerciales internacionales que Clinton ha respaldado.