Ingeniería para viajar

Se trata de majestuosos puentes y construcciones

Ingeniería para viajar
Por EFE 19 de febrero de 2015

La muralla china, las pirámides de Egipto, el coliseo romano o la torre de Pisa están entre los lugares más visitados del mundo, aunque en las últimas décadas la construcción de grandes proyectos de ingeniería están llamando la atención de los viajeros.

Se trata de majestuosos puentes y construcciones que, además de cumplir sus funciones para las que han sido creadas, reciben miles de visitantes al año.

Es el caso del viaducto Millau en Francia, por el que pasan más de cuatro millones de vehículos al año, muchos de sus usuarios atraídos por circular por uno de los puentes más altos del planeta, una construcción inaugurada en 2004 y que lleva la firma del prestigioso arquitecto británico Norman Foster y el ingeniero francés Michel Virlogeux.

Con 2.460 metros de largo y 32 metros de ancho, forma parte de la autopista A75, conocida como “La Meridiana”, que une París con el Mediterráneo, asentado en siete pilares, el mayor de los cuales se eleva a los 245 metros.

Otros hitos de la ingeniería han sido el caso del puente colgante más alto y más largo del mundo, construido en la provincia china de Hunan, o el puente sobre el mar con mayor longitud del planeta, también levantado en el país asiático, en la ciudad de Quingdao (costa oeste), cuyos especialistas tuvieron muy en cuenta el proyecto de Millau para levantar estas construcciones.

En China también se ubica otra de las maravillas contemporáneas, la presa de las Tres Gargantas, la planta hidroeléctrica más grande del mundo, estrenada en 2006 y diseñada para almacenar 22.000 millones de metros cúbicos de agua del río Yangtsé.

Esta descomunal obra tiene 2.335 metros de largo, 185 metros de altura, 18 metros de ancho en su parte superior y 130 metros de ancho en la base, y se ha convertido en uno de los atractivos turísticos de este país, como ya ocurriera con la planta de Itaipú, en la frontera entre Brasil y Paraguay, que hasta la construcción de las Tres Gargantas estaba considerada como la mayor obra de ingeniería del siglo XX, junto con el eurotúnel (de 49,4 kilómetros de longitud) que une Reino Unido y Francia, inaugurado en 1994, y el canal de Panamá, construido en 1914.

A pleno rendimiento desde 1991, la central hidroeléctrica de Itaipú ha recibido la visita de más de 16 millones de personas provenientes de 194 países, curiosos por contemplar tan majestuosa obra y muchos de ellos para estudiar su construcción y funcionamiento.

Obras de ingeniería que llaman la atención de millones de turistas de todo el mundo, una referencia más a la hora de viajar.