SAN JUAN, Puerto Rico (CyberNews) - En vista del desacelerado desarrollo de los cascos urbanos, el Senado aprobó ayer una medida que concede ajustes en los servicios de luz y agua a las pequeñas y medianas empresas establecidas en esos centros. El Proyecto del Senado 457, de la autoría de la senadora Evelyn Vázquez Nieves, enmienda la “Ley de Incentivos para el Desarrollo de las Pequeñas Empresas de Puerto Rico” para establecer estos nuevos incentivos económicos.

El informe de la Comisión de Comercio y Cooperativismo, que preside la senadora del distrito de San Juan Liza Fernández, indica que la medida gira en torno a la necesidad de conceder mayores incentivos para estimular nuestra economía como herramientas para encarar la difícil situación económica que estamos enfrentando hoy día.

Asimismo, expone que durante los pasados años factores económicos como los altos costos operacionales y laborales, han contribuido al cierre de un sinnúmero de empresas pequeñas cuyos limitados recursos las imposibilitan de competir frente a grandes empresas con recursos suficientes para mantener sus operaciones.

La medida permitirá a las pequeñas empresas solicitar un ajuste en sus tarifas de energía eléctrica y agua, las cuales según cómputos de la AEE será de porcentaje mayor al ya concedido a las pequeñas empresas en la Ley Número 169. Posiblemente representará un crédito promedio de 14% de la facturación total.

El informe aclara que es bpertinente aclarar que el efecto de la aprobación del P. del S. 457, no implica que las pequeñas empresas puedan acogerse a ambos incentivos toda vez que la propia Ley Número 169 prohíbe “recibir otro crédito o subsidio, o estar acogido a alguna tarifa especial por parte de la Autoridad de Energía Eléctrica.”

De la misma forma, el Senado aprobó la Resolución Concurrente del Senado 53 presentada por el senador Larry Seilhamer, que solicita al Congreso de Estados Unidos de América aprobar el proyecto H. R. 3020, conocido como “Puerto Rico Investment Promotion Act of 2011”,  y expresa el apoyo de la Asamblea Legislativa de Puerto Rico a dicha iniciativa.

El proyecto H. R. 3020, conocido como “Puerto Rico Investment Promotion Act of 2011”, presentado por el Comisionado Residente de Puerto Rico en Washington, Pedro Pierluisi, busca mayores beneficios contributivos para las corporaciones foráneas que se establezcan en la Isla con el propósito de atraer inversión económica y promover la creación de empleos en Puerto Rico.

Específicamente, el proyecto añade la Sección 933A al Código de Rentas Internas Federal con el fin de que las corporaciones de control foráneo (CFC, por sus siglas en inglés) incorporadas en Puerto Rico sean reconocidas como domésticas para propósitos contributivos, si obtienen por lo menos el 50% de las ganancias de sus negocios en la Isla.  Esto les permitirá no estar sujetas al pago de contribuciones federales sobre los ingresos que generen en Puerto Rico.

Por otro lado, la Cámara Alta favoreció la Resolución Conjunta del Senado 964 presentada por la senadora Margarita Nolasco Santiago que ordena a la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción, a que en coordinación con el Departamento de Educación y cualquier otra agencia o departamento del Gobierno de Puerto Rico que este entienda necesario, desarrolle e implante un proyecto piloto para la prevención del abuso de sustancias, agresividad y suicidio, basado en la estrategia conductista “Good Behavior Game”, en salones de primer y segundo grado en escuelas de Puerto Rico.