SAN JUAN, Puerto Rico (CyberNews) - Estados Unidos vive la peor sequía en más de 50 años, lo que ha encarecido significativamente los precios globales de los alimentos, particularmente de los granos debido a la vinculación de los precios de Estados Unidos y Puerto Rico. Esto ha generado un encarecimiento en el costo de los alimentos que utiliza la industria pecuaria en la Isla.

Por tal razón, el secretario de Agricultura, Neftalí Soto Santiago, asignóel jueves 3.7 millones de dólares para sufragar el impacto que estos aumentos han ocasionado en los costos de producción de los agricultores puertorriqueños del sector.

Con esta asignación se establece un Programa Especial de Incentivo para la compra de Alimento Concentrado en varias empresas pecuarias, que entra en vigor el 1 de noviembre. Este programa tiene como objetivo aliviar la carga económica adicional en la compra de alimento concentrado a los agricultores del sector pecuario como consecuencia del aumento en los productos derivados del maíz, soya y trigo.

“Esta inversión en la producción agrícola local beneficiará al consumidor. En la medida en que se subsane el aumento en el costo de producción del agricultor local podremos minimizar una posible alza en la cadena de distribución, cuyo impacto final lo recibiría el consumidor”, sostuvo el secretario de Agricultura.

“A las empresas pecuarias se les otorgará el incentivo mediante el reembolso de una porción del aumento en el costo de los alimentos concentrados adquiridos. Para esto, las empresas deben presentar las facturas pagadas y la certificación de animales en la finca, expedida por personal del Departamento de Agricultura (DA). En el caso de la industria lechera, pollos parrilleros y huevos, el incentivo se otorgará a base de la información de producción registrada bajo el Programa de Subsidio Salarial Agrícola, lo que equivale a los cuartillos de leche, libras de pollo y cajas huevos producidos (1 caja equivale a 30 decenas)”, indicó Soto Santiago.

El titular del DA explicó que las empresas pecuarias de Puerto Rico dependen en su gran mayoría de la compra de alimentos concentrados a Estados Unidos, ya que esta nación es el primer exportador mundial de estos productos.   Los agricultores participantes de estos sectores deberán acudir a las Oficinas Regionales del Departamento de Agricultura que le corresponda para iniciar el trámite administrativo de solicitar el incentivo, el cual comenzará a pagarse desde el 1 de noviembre.

Según informó la  Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el precio del maíz y la soya aumentó en un 23 por ciento. Las cifras oficiales del USDA indican que el 88 por ciento  de los sembradíos de maíz están afectados, y  en  menor escala,  los de soya.   ADEA es la agencia del Departamento de Agricultura responsable de administrar las asignaciones de fondos gubernamentales para el pago de incentivos, subsidios y reembolso de pagos del salario suplementario a los agricultores.