SAN JUAN (CyberNews)- El Tribunal de Apelaciones revocó hoy una sentencia de la corte de Primera Instancia a los efectos de que la defensa legal de Pablo Casellas Toro tenga acceso al expediente médico de un testigo del Ministerio Público.

         El panel, compuesto por los jueces Jorge L. Escribano Medina, Abelardo Bermúdez Torres y Maritere Brignoni Mártir ordena que el asunto debe llevarse ante “un juez para que en cámara (en su oficina) examine la misma y determine si dicha evidencia, en parte o en su totalidad, debe ser revelada a la defensa”.

        Como parte del proceso judicial por el asesinato de su esposa Carmen Paredes, la defensa de Casellas presentó una moción para que el Tribunal ordenara al Programa de Metadona del Centro Médico de Rio Piedras, copia fiel exacta y certificada de todo el expediente de un testigo de Fiscalía, identificado como L.A.G.H., para contar con la información necesaria para el proceso de contrainterrogatorio. La solicitud fue objetada por la defensa y denegada por la corte de Primera Instancia.

        El caso contra Casellas Toro está pautado para comenzar el 17 de abril en el Tribunal Superior de Bayamón.

        Casellas Toro está acusado de asesinato en primer grado, Ley de Armas y destrucción de evidencia, además de un cargo menos grave por mentir a las autoridades al alegar que fue víctima de un robo de carro a mano armada en el que presuntamente le llevaron el arma que, se alega, usó para matar a su esposa el pasado 14 de julio en la urbanización Tierra Alta tres, en Guaynabo.

         El acusado permanece bajo la custodia de su padre, el juez federal Salvador Casellas, quien prestó la fianza de 4 millones que le impuso el Tribunal.

         Como parte de las condiciones de la fianza, Casellas Toro solamente puede salir de la residencia de su padre para citas médicas, la Iglesia y el Tribunal.