Las solicitudes de incapacidad por parte de ciudadanos puertorriqueños a la Administración del Seguro Social (SS) continúan en aumento. Según el analista Jay Fonseca, el incremento significa que en gran parte las solicitudes son parte de un fraude a la Agencia.