Estudiante de Yale implora a ICE por la libertad de su madre

El estudiante de doctorado en historia de América Latina creó una petición en línea para sumar apoyo a su causa.

Yale Student Immigration

NUEVA YORK – El corazón de Cristian Padilla Romero se estremece cada vez que el teléfono timbra. Con ansias espera una llamada de la que depende su vida y la de su madre sobreviviente de la etapa cuatro de cáncer. El futuro de ambos está en manos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Padilla Romero, de 24 años y estudiante de la prestigiosa Universidad de Yale, logró diseminar el clamor por la libertad de su madre, encarcelada desde mediados de agosto en un centro de detención en Georgia.

Tania Romero podría ser deportada a Honduras en cualquier momento y su hijo teme que en el empobrecido país centroamericano no obtenga el tratamiento médico que necesita con urgencia.

El estudiante de doctorado en historia de América Latina creó una petición en línea para sumar apoyo a su causa. Cristian recaudó más de $ 39,000 para costear la representación legal y el tratamiento médico de su madre.

“Ella no está bien. Estamos pidiendo su liberación para que pueda ver a un médico”, expresó con desesperación.

Un portavoz de ICE dijo que, debido a las restricciones de privacidad, la agencia federal no puede comentar sobre el caso de Romero.

El estudiante afirma que su madre fue llevada a un aeropuerto desconocido el domingo por la noche, pero poco después los agentes la llevaron de regreso al centro de detención del condado de Irwin, en Ocilla.

Cristian no solo lidia con la posible deportación de su madre, también con la incertidumbre en torno al programa DACA, que lo protege de la deportación y que la administración del presidente Trump intenta derogar.

Esta semana, la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos escuchó los argumentos a favor y en contra de la suspensión del programa DACA, que protege de la deportación a unos 700.000 jóvenes indocumentados. El centro de la demanda no es la legalidad del programa en sí, sino de la forma como el presidente Trump decidió cancelar el beneficio. Un fallo a favor del Gobierno podría dejar a estos jóvenes en un limbo migratorio.

Los estudiantes y académicos de Yale han expresado su apoyo a Padilla Romero y emprendieron una campaña para llamar la atención del Congreso. Lynn Cooley, decana de la Escuela de Graduados de Artes y Ciencias de Yale, escribió una columna en el Atlanta Journal-Constitution en la que expresa su respaldo a la familia.

"La familia Romero nos recuerda que este es un país construido sobre el trabajo duro y las habilidades intelectuales de los inmigrantes", escribió Cooley. "No debemos impedir el acceso a los recursos que los hacen a ellos y a todos nosotros mejores personas".

Padilla Romero dijo que viajó a Washington, D.C., el miércoles y habló sobre el caso de su madre con el personal de los senadores estadounidenses Chris Murphy y Richard Blumenthal, ambos demócratas de Connecticut. Su petición en línea tiene más de 37,000 firmas.

El joven dijo que también ha estado en contacto con la oficina de la representante Lucy McBath, una demócrata de Georgia.

Tania Romero, de 48 años, llegó a los Estados Unidos en la década de 1990 y vivió en Orlando, Florida y Atlanta. Trabajó como ama de llaves, lavaplatos y en la industria de la construcción para procurarles el sustento a Cristian y a sus tres hermanas, dijo el estudiante. En agosto, fue detenida por una violación por exceso de velocidad cerca de Atlanta. La madre no tenía licencia de conducir y la policía alertó a ICE.

Padilla Romero dijo que ICE emitió una orden de expulsión para Romero en 2008 debido a que no se presentó a las audiencias programadas en la corte de inmigración. Sin embargo, el estudiante señaló que, por medio de una solicitud de la Ley de Libertad de Información, obtuvo documentos que demuestran que su madre nunca recibió los avisos de comparecencia.

En 2016, Tania fue diagnosticada con cáncer oral en etapa cuatro, dijo el estudiante.

Después de su detención en agosto, un abogado sometió una solicitud de suspensión de deportación con base en las consecuencias para su frágil estado de salud. Cuando ICE rechazó la petición, el abogado presentó una moción para reabrir el caso, pero un tribunal de inmigración en Atlanta desestimó el recurso en octubre.

La familia Romero depositó su esperanza en la Junta de Apelaciones de Inmigración.

Padilla Romero tenía 7 años cuando penetró la frontera sur con su familia. El joven ingresó al Pomona College en Claremont, California gracias a una beca y se graduó en 2018.

Cristian pausó sus estudios de doctorado en Yale para centrarse en la libertad de su madre.

"Mis maestros han sido muy amables", expresó. "Tengo esperanza porque tenemos mucho apoyo".

Contáctanos