Plan del Pentágono para atacar a ISIS copia al de Obama

Según 2 altos funcionarios, es un plan para intensificar los bombardeos en puntos clave.

82250504

Durante la campaña electoral, el ahora presidente Donald Trump prometió implementar un "plan secreto" para derrotar a ISIS, incluyendo una promesa de "bombardear el infierno" al atacar a los grupos terroristas en Irak y Siria.

Ahora, el Pentágono le ha dado un plan secreto, pero resulta ser un poco más que una "intensificación" del mismo enfoque lento y constante del cual Trump se burló bajo la administración de Obama, según revelaron dos altos funcionarios que han revisado el documento a NBC Noticias.

El plan consiste en bombardeos continuos, con un refuerzo y asistencia a las fuerzas locales para que retomaran su fortaleza iraquí Mosul y, en última instancia, la capital de Siria. También pretende acabar con las fuentes de ingresos de ISIS y luego lograr la estabilización de las áreas retomadas de ISIS, según dijeron los funcionarios.

Los dos prominentes estrategas militares dijeron a NBC News que temen que el plan sea insuficiente y que por eso no cumplán la promesa de Trump de "borrar totalmente a ISIS", ni hacerlo con la rapidez prometida.

El general de la Fuerza Aérea retirado, Dave Deptula, quien planeó la campaña aérea en la primera guerra de Irak y es un vigoroso defensor del poder aéreo convencional, insistió en que los militares deberían dirigir más poder de fuego contra ISIS.

"Si usted ve el estado islámico como un cuerpo, lo que ha estado pasando con la estrategia actual es que hemos estado atacando sus dedos de las manos y sus pies", dijo Deptula.

La campaña de bombardeo contra ISIS durante los últimos dos años y medio, según Deptula, ha sido comandada por generales del Ejército. Dice que se necesita más poder aéreo y que el Ejército ya no debe comandar los ataques aéreos contra ISIS.

Durante la campaña electoral, el ahora presidente Donald Trump prometió implementar un "plan secreto" para derrotar a ISIS, incluyendo una promesa de "bombardear el infierno" al atacar a los grupos terroristas en Irak y Siria.
Ahora, el Pentágono le ha dado un plan secreto, pero resulta ser un poco más que una "intensificación" del mismo enfoque lento y constante del cual Trump se burló bajo la administración de Obama, según revelaron dos altos funcionarios que han revisado el documento a NBC Noticias.
El plan consiste en bombardeos continuos, con un refuerzo y asistencia a las fuerzas locales para que retomaran su fortaleza iraquí Mosul y, en última instancia, la capital de Siria. También pretende acabar con las fuentes de ingresos de ISIS y luego lograr la estabilización de las áreas retomadas de ISIS, según dijeron los funcionarios.
Los dos prominentes estrategas militares dijeron a NBC News que temen que el plan sea insuficiente y que por eso no cumplán la promesa de Trump de "borrar totalmente a ISIS", ni hacerlo con la rapidez prometida.
El general de la Fuerza Aérea retirado, Dave Deptula, quien planeó la campaña aérea en la primera guerra de Irak y es un vigoroso defensor del poder aéreo convencional, insistió en que los militares deberían dirigir más poder de fuego contra ISIS.
"Si usted ve el estado islámico como un cuerpo, lo que ha estado pasando con la estrategia actual es que hemos estado atacando sus dedos de las manos y sus pies", dijo Deptula.
La campaña de bombardeo contra ISIS durante los últimos dos años y medio, según Deptula, ha sido comandada por generales del Ejército. Dice que se necesita más poder aéreo y que el Ejército ya no debe comandar los ataques aéreos contra ISIS.
Contáctanos