Buffalo

Dan a conocer el nombre de las víctimas del tiroteo en Buffalo

Telemundo

NUEVA YORK - Compradores de un supermercado y un oficial de policía jubilado que trabajaba como guardia de seguridad en el lugar, se encuentran entre las 10 personas asesinadas a tiros en un supermercado de Buffalo a manos de presuntamente un adolescente blanco que, según las autoridades, estaba motivado por el odio racial.

La policía señaló que Payton Gendron presuntamente disparó el sábado en la tarde contra 11 personas negras y dos blancas en un tiroteo en el supermercado Tops Friendly. El joven de 18 años supuestamente transmitió en vivo parte de la masacre antes de entregarse a las autoridades.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

¿Quiénes son las víctimas?

La Policía de Buffalo publicó los nombres de las víctimas del tiroteo.

Fallecidos:

  1. Roberta A. Drury de Buffalo, Nueva York – 32 años
  2. Margus D. Morrison de Buffalo, Nueva York – 52 años
  3. Andre Mackneil de Auburn, Nueva York – 53 años
  4. Aaron Salter de Lockport, NY – 55 años
  5. Geraldine Talley de Buffalo, Nueva York – 62 años
  6. Celestine Chaney de Buffalo, Nueva York – 65 años
  7. Heyward Patterson de Buffalo, Nueva York – 67 años
  8. Katherine Massey de Buffalo, Nueva York – 72 años
  9. Pearl Young de Buffalo, Nueva York – 77 años
  10. Ruth Whitfield de Buffalo, Nueva York – 86 años

Heridos:

  1. Zaire Goodman de Buffalo, NY – 20 años (tratado y dado de alta)
  2. Jennifer Warrington de Tonawanda, NY – 50 años (tratada y dada de alta)
  3. Christopher Braden de Lackawanna, Nueva York – 55 años

Entre los muertos se encontraba el guardia de seguridad Aaron Salter, un oficial de policía retirado de Buffalo, quien disparó múltiples veces contra el presunto pistolero, dijo el sábado el comisionado de Policía de Buffalo, Joseph Gramaglia. Una bala golpeó la armadura del sospechoso, pero no tuvo efecto. El presunto joven armado luego mató a Salter, antes de seguir disparando contra más víctimas.

“Se preocupaba por la comunidad. Se ocupaba de la tienda”, dijo Yvette Mack sobre Salter. Ella había comprado en Tops Friendly el sábado temprano. “Hizo un buen trabajo, ¿sabes? Era muy agradable y respetable”.

Salter fue uno de los 10 muertos en un ataque cuyas víctimas representaban una muestra representativa de la vida en el barrio predominantemente negro de Buffalo. Incluían a un diácono de la iglesia, un hombre en la tienda que compraba un pastel de cumpleaños para su nieto y una mujer de 86 años que acababa de visitar a su esposo en un hogar de ancianos.

Fueron asesinados a tiros presuntamente por un hombre blanco que, según las autoridades, se presentó en la tienda con el “propósito expreso” de matar a los negros. Otras tres personas resultaron heridas.

Gendron se enfrenta a un cargo de asesinato en primer grado.

Las personas que Salter trató de proteger incluyen a Ruth Whitfield, la madre de 86 años del comisionado de Bomberos retirado de Buffalo, Garnell Whitfield. Acababa de regresar de visitar a su esposo en un hogar de ancianos, como lo hacía todos los días, cuando se detuvo en Tops Friendly para comprar algunos comestibles y la mataron, dijo Whitfield a The Buffalo News.

Ruth Whitfield fue “una madre para los huérfanos” y “una bendición para todos nosotros”, dijo su hijo. Él atribuyó su fortaleza y compromiso con la familia a su fuerte fe religiosa.

“Ella me inspiró a ser un hombre de Dios y a hacer todo lo que hago lo mejor que puedo. No hubiera podido hacerlo sin ella”, dijo Whitfield.

También murió la compradora Katherine Massey, cuya hermana, Barbara Massey, la llamó “un alma hermosa”.

Zaire Goodman, de 20 años, recibió un disparo en el cuello pero se estaba recuperando, dijo el domingo el senador estatal Tim Kennedy en un servicio religioso. Goodman es hija de un miembro del personal de Kennedy.

"Estoy devastado. Estoy enojado”, dijo Kennedy. “Y estoy pensando en las familias que no recibirán a un ser querido en casa esta noche”.

No quedó claro de inmediato por qué el joven de 18 años al parecer había viajado unas 200 millas desde su Conklin, Nueva York, hasta ese supermercado de Buffalo, ubicado en un vecindario predominantemente de comunidad negra. Sin embargo, aparecen capturas de pantalla supuestamente de la transmisión en vivo del presunto atacante en Twitch en la que muestra un epíteto racial garabateado en el rifle utilizado en el ataque, así como el número 14, una probable referencia a un eslogan de supremacía blanca.

En la rueda de prensa anterior, el alguacil del condado de Erie, John García, deliberadamente calificó el tiroteo como un crimen de odio.

“Esto fue pura maldad. Fue (a) un crimen de odio directamente motivado por motivos raciales de alguien fuera de nuestra comunidad, fuera de la Ciudad de los Buenos Vecinos… que entró en nuestra comunidad y trató de infligirnos ese mal”, dijo García.

Twitch dijo en un comunicado que finalizó la transmisión del presunto pistolero “menos de dos minutos después de que comenzara la violencia”.

La masacre conmocionó a una nación inestable atenazada por tensiones raciales, violencia con armas de fuego y una serie de crímenes de odio. El día anterior al tiroteo, la policía de Dallas dijo que estaba investigando una serie de tiroteos en Koreatown como crímenes de odio. El ataque de Buffalo se produjo solo un mes después de que otro tiroteo en un tren subterráneo de Brooklyn hirió a 10 personas y poco más de un año después de que un tiroteo en un supermercado de Colorado mató a 10.

El sospechoso, confrontado por la policía en el vestíbulo de la tienda, se puso el rifle en el cuello, pero lo convencieron de que lo dejara caer. Fue procesado más tarde el sábado por un cargo de asesinato y compareció ante un juez con una bata de papel.

Un oficial de la ley le dijo a The Associated Press que los investigadores estaban investigando si había publicado un manifiesto en línea. Al funcionario no se le permitió hablar públicamente sobre el asunto y lo hizo bajo condición de anonimato.

La Policía de Buffalo se negó a comentar sobre el documento, que circuló ampliamente en línea, que pretende describir las creencias racistas, antiinmigrantes y antisemitas del atacante, incluido el deseo de expulsar a todas las personas que no son de ascendencia europea de los EE. UU., dijo que se inspiró en el hombre que mató a 51 personas en dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, en 2019.

Contáctanos