Alexandra y sus hijos llevan donativo junto a Charytín