American Music Awards: otro premio para Fonsi y “Despacito”

Fue por la Mejor Colaboración del año, con Daddy Yankee y Justin Bieber.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Paulina muestra por primera vez a su hijo Eros
    Getty Images
    Luis Fonsi y Daddy Yankee, cuando cantaron ''Despacito'' en los Billboards Latin Music Awards en Miami, el 27 de abril pasado.

    Luis Fonsi ganó el American Music Award a la colaboración del año por el remix de “Despacito” con Daddy Yankee y Justin Bieber, y se lo dedicó a su “hermosa isla, Puerto Rico”. El megaéxito también se impuso como canción favorita de pop-rock.

    El astro boricua no asistió a la ceremonia de los AMAs el domingo, pero agradeció el reconocimiento en un mensaje previamente grabado. Shakira, quien tampoco estuvo presente, fue elegida artista latina favorita.

    Los American Music Awards del 2017 estuvieron marcados por mensajes positivos de unidad y orgullo estadounidense en un año dominado por los desastres naturales, la violencia y las divisiones políticas.

    Kelly Clarkson y Pink inauguraron el espectáculo de tres horas con una actuación en honor a los afectados por los acontecimientos trágicos del año, desde huracanes hasta crímenes de odio. Agentes de servicios de emergencias acompañaron al escenario a Jamie Foxx, quien dio un sentido discurso antes que las cantantes interpretaran “Everybody Hurts” de R.E.M.

    “El 2017 fue un año que puso a prueba nuestra fe. En esos momentos de crisis, emergieron héroes”, expresó. “Al acercarse este año a su fin, esperamos el 2018 con esperanza. ... Juntos podemos unirnos como pueblo y nación”.

    La actriz de “Black-ish” Tracee Ellis Ross dijo que la gala _ que se realizó tras múltiples denuncias de acoso o abuso sexual contra hombres poderosos en n Hollywood, los medios, los negocios y la política _ honraría a las mujeres que “somos dueñas de nuestras experiencias, nuestros cuerpos y nuestras vidas”.

    “Este es el país que yo conozco, que es de mujeres poderosas, hablando de nuestras mujeres, hablando de empoderar a nuestra juventud LGBTQ”, dijo Dan Reynolds, de la banda Imagine Dragons, que ganó el premio al dúo o grupo favorito de pop/rock. “Que sigamos progresando como una nación de amor e igualdad. Sin divisiones. Ha habido demasiado de eso este último año”.

    Demi Lovato, antes de su actuación, dijo: “Hay tanto odio en este mundo. Tenemos que levantarnos y nunca disculparnos por quienes somos”. Y mientras Lady Gaga interpretaba “The Cure”, una canción sobre sanar, le dijo al público: “¿Quién va a estar ahí? Nosotros tenemos que estar ahí los unos para los otros, Estados Unidos. ¡Manos arriba!”.

    Gaga cantó desde su concierto en Washington. Más tarde, aceptó entre lágrimas el premio a la artista favorita de pop/rock.

    “Si se sienten diferentes, ... ni se les ocurra renunciar a quienes son”, manifestó.

    Bruno Mars tampoco asistió a la ceremonia en el Teatro Microsoft en Los Angeles. Mars, quien se encuentra de gira por Suramérica, obtuvo siete galardones, incluyendo el de artista del año.

    “Desearía poder estar celebrando ahí con ustedes”, dijo Mars en un video.

    La emblemática Diana Ross fue honrada con el Premio a la Trayectoria, y recibió emotivos mensajes en video de Barack y Michelle Obama, y de Taylor Swift.

    La cantante de 73 años lució alegre y energética mientras interpretaba clásicos de su carrera como “I’m Coming Out” y “Ain’t No Mountain High Enough”, entre otros, con su característico peinado grande. Jamie Foxx, Berry Gordy, Smokey Robinson y otros bailaron y cantaron desde sus asientos, y algunos nietos de Ross lo hicieron en el escenario hacia el final de su actuación.

    Pink también impresionó con un nuevo número acrobático que la vio colgada en lo alto a un costado de un rascacielos, acompañada por un grupo de bailarines aéreos. El grupo de K-pop BTS, que tiene una gran fanaticada en las redes sociales, recibió uno de los más fuertes aplausos tras interpretar su canción “DNA”.

    Otro momento destacado se produjo cuando Linkin Park, cuyo cantante principal Chester Bennington se suicidó el pasado verano, ganó el premio al artista favorito de rock alternativo.

    “Queremos dedicarle este premio a él, a su memoria, a su talento, a su sentido del humor, a su alegría”, dijo el miembro de la banda Mike Shinoda en el escenario. “Quiero que se tomen un momento para apreciar lo que tienen y enorgullecer a Chester”.

    Selena Gómez, quien se sometió a un trasplante de riñón este año debido a su lucha con el lupus, cantó “Wolves” recostada en el suelo con una dormilona blanca corta. Tenía pintadas marcas rojas, como de magulladuras y sangre, en las rodillas, las manos y la frente.

    Christina Aguilera estuvo algo débil cuando canto un popurrí de canciones de Whitney Houston en honor al 25to aniversario de la película de Houston “The Bodyguard” (“El guardaespaldas”). La banda Portugal. The Man, que interpretó su éxito “Feel It Still”, abrió su acto con las palabras: “No hay computadoras aquí arriba, solo instrumentos en vivo”. Y el rapero Macklemore le dio a su abuela de 100 años un saludo de cumpleaños al final de su actuación.

    Al igual que Mars, Keith Urban ganó múltiples premios, incluyendo artista country, álbum country y canción country favoritos.

    Shawn Mendes se impuso como artista favorito, adulto contemporáneo, superando a Mars y Ed Sheeran.

    “Ed y Bruno son básicamente las dos razones por las que comencé a cantar”, dijo.

    El exintegrante de One Direction Niall Horan se alzó con el título de artista nuevo del año y the Chainsmokers fueron nombrados artista favorito de música dance electrónica. DJ Khaled se llevó el premio a la canción favorita de rap/hip-hop por “I’m the One”, su No. 1 con Justin Bieber, Quavo, Chance the Rapper y Lil Wayne.