Decenas hacen filas por boletos de Bad Bunny