María Celeste Ararrás llega a Puerto Rico con ayuda