Por El Niño, hay más dióxido de carbono en el aire: cómo te afecta