Masacre de familia a balazos: no revelan las autopsias