Estados Unidos ataca a Siria: cómo llegamos aquí