Bebé “copo de nieve”: el chance de vivir tras 18 años congelada