Campeones caídos: los titanes que quedaron fuera del Mundial