“Están por todas partes”, remodelación revela cadáveres escondidos