Se acabaron los trucos con las inspecciones