Familia se lleva grata sorpresa tras la devastación de María