Supuesto narcotraficante el hombre asesinado en Hato Rey

La Policía entiende que operaba en el área sur.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Sicarios sin miedo: se bajaron en plena avenida para rematar a hombre

    Video captó el momento del brutal ataque a tiros. 

    (Publicado martes 4 de diciembre de 2018)

    La Policía identificó al hombre asesinado el lunes en la avenida Chardón, en Hato Rey, como un presunto narcotraficante del área sur. 

    El hombre, de 30 años, es residente de Ponce. Las autoridades esperan que familiares identifiquen el cuerpo para dar a conocer su nombre. 

    Atacan a tiros a hombre en plena avenida Chardón

    [TLMD - PR] Atacan a tiros a hombre en plena avenida Chardón

    Policía marcó más de 100 casquillos de bala.

    (Publicado martes 4 de diciembre de 2018)

    La escena, que comenzó debajo del puente de la PR-52 y culminó en el terreno donde ubicó Plaza Acuática, estuvo acordonada por la Policía durante 14 horas, tiempo que permaneció el cuerpo de la víctima dentro del auto, un Toyota CH-R negro. 

    En el lugar se identificaron más de 100 casquillos de bala. Fueron tantos, que a la Policía se le acabaron los marcadores. 

    Tanto el comisionado de la Policía, Henry Escalera, como la directora interina del Negociado de Ciencias Forenses, Luz Silva, ofrecieron explicaciones debido a la lentitud con la que se atendió el caso. 

    Escalera dijo que el personal de la Unidad de Servicios Técnicos está adiestrado para atender escenas de crímenes y que estaban disponible para trabajar el asesinato, pero no pudieron intervenir porque la fiscal de turno no lo autorizó.

    “Nosotros tenemos recursos en Servicios Técnicos que está adiestrado en investigación de escenas y podía trabajarla. En este caso la fiscal que estaba en la escena, Lizmarie Rodríguez no autorizó que los agentes de Servicios Técnicos trabajaran la escena”, dijo Escalera en una conferencia de prensa.

    Por su parte, Silva admitió que esa agencia no cuenta con el personal suficiente para realizar su trabajo.

    “(La respuesta) es no… ¿tu pregunta es si tenemos personal suficiente? Sabemos que en todas las agencias está ocurriendo la misma situación. Nosotros atendemos con responsabilidad todas las escenas que se presentan”, dijo Silva en entrevista radial (WKAQ).

    El personal del NCF llegó al lugar cerca de las 7:30 de la mañana. El cuerpo finalmente fue removido poco antes del mediodía.

    “Lo que sucedió fue que el grupo de trabajo que está de turno, previo a esa escena estaba atendiendo una escena que se suscitó minutos antes en San Lorenzo, un asesinato múltiple, una escena extensa que les tomó mucho tiempo. El equipo estuvo en continua comunicación con los agentes que estaban atendiendo la escena de la Chardón y cuando llegó el segundo grupo a las 6:00 de la mañana, ese es el grupo que va a atender la escena de la Chardón porque todavía los que estaban atendiendo la escena de San Lorenzo, se encontraban trabajando”, relató la funcionaria.

    “Cada turno tiene un personal asignado. El personal que estaba en ese turno estaba atendiendo los casos que surgieran durante el periodo que le correspondía laborar”, dijo Silva al preguntársele si había personal haciendo labores administrativas.

    Posteriormente, explicó que no es sencillo el reclutamiento del personal y que la falta de funcionarios responde a varios factores.

    “Sí estamos limitados de personal. Lo estábamos antes de cerrar la oficina de Ponce, y lo estamos aún más porque se han dado una serie de renuncias. No podemos culpar a las personas que se van porque quieren progresar, porque tienen un sueldo más alto que el que nosotros podemos pagar. Esas renuncias agravan la escasez de personal. Los investigadores de Ponce se unieron al grupo de San Juan pero hubo varias renuncias también”, detalló.

    Indicó que lo ideal sería tener seis investigadores por turno y que ya hicieron la solicitud a la Junta de Control Fiscal (JCF) para hacer una convocatoria, pues cuando renuncia algún funcionario, la plaza se congela.

    “Hay limitaciones físicas porque tenemos un personal que se agota continuamente. Una escena, por más sencilla, puede tomar más tiempo del turno le provee al empleado, lo que quiere decir que va a acumular licencia que luego la tiene que disfrutar y también va a acumular agotamiento físico por lo que ese empleado va a faltar por enfermedad por la carga excesiva… Todos esos factores me están afectando en la operación”, dijo Silva al indicar que se están auscultando las opciones para atender esta situación.

    Mientras, la Secretaria interina del Departamento de Justicia, Olga Castellón Miranda, y de la Jefa de los Fiscales interina, Arlene Gardón, explicaron que luego de evaluar la complejidad y extensión de la escena, y la evidencia que sería levantada como parte de la rigurosa labor que se requiere, determinaron que, ante los hechos y circunstancias, el mejor curso a seguir era trabajar la escena con el equipo de investigadores forenses del Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

    ''En la determinación de custodiar y preservar la escena para que los investigadores forenses fuesen los que trabajaran la escena, la Fiscal contó con la opinión del sargento de la Policía que supervisaba el turno nocturno, Marcelino Valentín Martínez, con el agente Luis Cordero Quiñones, quien cuenta con más de 20 años de experiencia investigativa, y con el agente investigador José Santiago Santiago, quien trabajó en la Unidad de Servicios Técnicos. Todos concurrieron con la determinación del manejo de la escena por el NCF, desafortunadamente, tuvieron que esperar a que personal del NCF llegara para atender la escena, pasadas las 7:00 a.m., ya que hubo otros sucesos de violencia y escenas complejas en otras jurisdicciones que también trabajaron. Ante la complejidad y cantidad de evidencia que se recopiló en el lugar, tomó seis horas el culminar los trabajos rigurosos y responsables que requieren el atender una escena de asesinato'' explicó.

    Aseguró que el trabajo en equipo del Ministerio Público y de la Policía de Puerto Rico, contando con el apoyo del NCF, permiten el preservar, proteger e investigar a cabalidad las escenas delictivas para el esclarecimiento de los casos y el procesamiento criminal, para que hechos de violencia no queden impunes.

    Mira nuestra programación aquí