Boricuas se llenan de flores para San Valentín