Gobernador continúa jornada de visitas en la Florida Central

Rosselló Nevares acudió a una panadería y a un supermercado boricua.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Acusan a un árbitro de usar a Pepe para conseguir un regalo de Cristiano

    El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, continuó el sábado su jornada de visitas en la Florida Central para informar sobre la necesidad de que la comunidad puertorriqueña se inserte en el proceso electoral y logre persuadir a la clase política estadounidense para que asegure un trato justo para los ciudadanos americanos residentes en la Isla.

    Rosselló Nevares acudió a una panadería y a un supermercado boricua, y sostuvo un conversatorio con líderes religiosos.

    El Primer Mandatario compartió con Eduardo Colón y sus empleados en la panadería Melao, establecimiento que sirve a la comunidad boricua en Kissimmee y que tuvo un rol fundamental como centro de acopio de suministros de primera necesidad durante la emergencia tras el azote del huracán María.

    “Gracias a Eduardo por haber liderado un esfuerzo humanitario desde la comunidad de Kissimmee. No solo colaboró en el acopio de ayuda para la Isla, sino para las familias que vinieron a Florida porque lo perdieron todo a través del programa federal de Temporary Shelter Assistance o a la casa de familiares o amigos”, sostuvo Rosselló Nevares en declaraciones escritas.

    Además, se reunió con más de una veintena de líderes religiosos que ofrecen servicios en la Florida Central.

    El gobernador agradeció la labor del pastor Nino González, de la Iglesia El Calvario de Orlando; Gabriel Sarguero, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos Latinos (NALEC, por sus siglas en inglés); y la doctora Myriam Saldaña, pastora del Centro Cristiano de Restauración; entre otros, quienes ofrecen refugio y apoyo a las familias puertorriqueñas que se vieron obligadas a abandonar la Isla luego que lo perdieron todo tras la devastación del huracán.

    Durante el conversatorio los líderes religiosos preguntaron cómo la reforma contributiva federal afecta la Isla y qué pueden hacer para ayudar a que el Congreso entienda la necesidad del trato justo para los ciudadanos americanos residentes en la Isla.

    “Nuestro llamado es para que los líderes religiosos que tengan vínculos con el Partido Republicano ayuden a educar al liderato político sobre la situación de Puerto Rico y la necesidad de que Puerto Rico tenga acceso equitativo a los fondos federales de recuperación, al igual que las otras jurisdicciones afectadas por desastres naturales", apuntó.

    "El 2018 es el año que nos organizamos para poder tener trato igual para nuestro Pueblo. Este es el año para generar cambios, no podemos seguir siendo tratados como ciudadanos de segunda clase”, sostuvo.

    Además, Rosselló Nevares acudió a Willer’s Cash & Carry, cuyo propietario Willer Vélez es un pequeño empresario puertorriqueño. Vélez es propietario de supermercados en el sur de la Isla y además espera abrir cuatro tiendas más en la Florida Central, para seguir ayudando a exportar productos hechos en Puerto Rico y generar empleos para la comunidad boricua.