Miles firman para salvar la majestuosa monoestrellada en Miami

Las autoridades dicen que no pidieron permiso a una junta de preservación histórica.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

     Miles firman para salvar la majestuosa monoestrellada en Miami
    Hector PR @hectorpr16

    Los propietarios del restaurante La Placita, entre ellos el actor Julian Gil, deberán borrar un inmenso mural en honor a Puerto Rico que se ha elaborado en el local, ubicado en el distrito MiMo de Miami.

    El exterior de La Placita, que tenía previsto abrir el viernes, ha sido decorado con una inmensa bandera de Puerto Rico hecha por el artista boricua Héctor Collazo Hernández, pero las autoridades de la ciudad señalan que sus propietarios no pidieron permiso a una junta de preservación histórica de la ciudad.

    Polémica por bandera de Puerto Rico

    [TLMD - MIA] Polémica por bandera de Puerto Rico

    Los vecinos están molestos y autoridades locales han impuesto quejas.

    (Publicado sábado 29 de diciembre de 2018)

    Sin embargo, han creado una petición para salvar la majestuosa monoestrellada que ya ha conseguido más de 30 mil firmas para impedir que la obra de arte sea removida.

    El recogido de firmas se solicitó luego de que la administración dijera que los propietarios del negocio donde está la bandera, La Placita, no estaban en cumplimiento con los códigos y regulaciones de la ciudad.

    "Como puertorriqueño y latino hemos sido víctimas de un ataque sin escrúpulos con actitudes racistas en contra de nuestra comunidad. Esta obra de arte, la cual es parte de la fachada de ''La Placita'' se realizó con todos los permisos en regla, los cuales fueron otorgados por la Ciudad de Miami", aseguró Gil.

    Además, aseguró que harán todo lo que esté a su alcance para defender la monoestrellada y evitar que la quiten.

    La Placita, proyecto para el que Gil se unió al chef puertorriqueño José Mendín, se ubica en el llamado Distrito Histórico MiMo, en el norte de la ciudad y sembrado de edificios y estructuras de estilo modernista, construidos entre los años 1945 y 1965, y en donde en los últimos años viejos moteles han sido reformados y convertidos en hoteles boutique

    La bandera, para la que se empezó a trabajar desde la mañana del pasado jueves con ayuda de varios voluntarios, motivó las quejas de un grupo de propietarios de casas y negocios en la zona que realizan recomendaciones a la junta para preservar el carácter del área

    "Ahora es un problema de cumplimiento de código", dijo al periódico The Miami Herald Vickie Toranazo, una planificadora de preservación histórica para la ciudad.

    Según declaró a este medio el director ejecutivo del restaurante, Joey Cancel, el negocio no incumple las normas del distrito dado que es un edificio construido en 2009 y recibieron además un permiso especial para hacer el mural, obra que costó unos $25,000 y forma parte del proyecto de Hernández "78 Pueblos y Una Bandera".

    Marjorie de Sousa reacciona a fallo sobre Julián Gil y su hijo Matías

    Marjorie de Sousa reacciona a fallo sobre Julián Gil y su hijo Matías

    “Ojalá sea el comienzo de la bandera blanca entre nosotros”, dijo la actriz venezolana sobre el padre de su hijo.

    (Publicado miércoles 31 de octubre de 2018)

    Cancel agregó que nunca fueron informados de que la obra podría quebrar alguna norma local, pero funcionarios de la ciudad señalan que debieron haber presentado la idea para su aprobación al Departamento de Planificación de la ciudad y a la junta del distrito MiMo.

    De acuerdo a la portavoz de la ciudad Stephanie Severino, los propietarios tienen 30 días para resolver el conflicto y, probablemente se les pida que borren la bandera y restauren el color original.

    Reacciona el artista

    Por su parte, el artista Collazo Hernández reaccionó a la controversia por medio de un escrito en sus redes sociales y aseguró estar satisfecho y tranquilo de cumplir con el arte comisionado.

    "Creo que la diáspora puertorriqueña siente la necesidad de tener un pedacito de su tierra", indicó antes de indicar que sí contaban con la autorización requerida para pintar ese día y que de otro modo, no se le hubiese permitido pintar el edificio.

    "El día de la actividad SÍ teníamos el permiso para poder realizar el arte, de otra manera no hubiéramos podido hacerlo, además el Alcalde de Miami, Francis X. Suárez se dio cita en el lugar para apoyar el evento", escribió en su página de Facebook (entra para leer el escrito completo).

    Concluyó al escribir que "si fuera el caso de que la bandera se deba eliminar, aunque no me gustaría, respetaría la decisión tomada, pero nadie nos podrá quitar la experiencia vivida y los recuerdos que todos nos llevamos de ese gran día. ¡GRACIAS a los que apoyan este movimiento!".