Continúan peligrosas las condiciones marítimas