Aclarada la pugna interna en el Partido Popular

La vicepresidenta PPD, Carmen Yulín Cruz, renunció a su cargo.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Hector Ferrer queda en manos de la Junta de Gobierno del PPD

    No se le dio paso a mi moción para solicitarle tanto a Ferrer Ríos como a Pratts Palerm que pusieran a disposición del Partido su posición.

    (Publicado lunes 20 de agosto de 2018)

    La Junta de Gobierno del Partido Popular Democrático se reunió el lunes para discutir la controversia interna suscitada en dicha colectividad luego de que se diera a conocer que el presidente, Héctor Ferrer, y el aspirante a la gobernación, Roberto Prats, trabajaron para la compañía de cabildeo DCI Group.

    El alcalde de Comerío, Josean Santiago dijo el martes, que el PPD, debe romper con la compra y venta de influencias, esto, como parte de su reflexión ante el ejercicio que llevó a la renuncia de la vicepresidenta, Carmen Yulín Cruz.

    El también expresidente de la Asociación de Alcaldes, aseguró que el reflejo de los populares en los municipios es de decepción con la cúpula de la colectividad.

    “Estaba esperando el desenlace. Lo que sí puedo decir es que, en el pueblo se generó un alto grado de desconfianza porque, lo que estaba planteándose más que las personas, es un asunto más bien institucional. Cómo vamos a lograr que un partido pueda diferenciarse del otro. Y cómo esa colectividad maneja los asuntos para que esté en sintonía con el pueblo. Yo creo que hay mucha decepción en cómo el Partido Popular ha estado manejando esto”, dijo Santiago en entrevista con WPAB 550.

    “Lo que te puedo decir hoy es que otro Partido Popular es posible. Pero yo creo que vamos a tener que hacerlo, no dependiendo de las estructuras del partido, sino que sea desde abajo hacia arriba, poniendo al pueblo como gestor. Creo que es necesario porque el Partido Popular tiene que romper con la compra y venta de influencias. Tienen que romper con los intereses desmedidos”, añadió.

    Reiteró que estará disponible para cualquier posición que el PPD disponga, sin descartar la presidencia.

    “Los alcaldes somos los que recogemos el sentir del pueblo y estamos todos los días en la calle y podemos percibir lo que siente la gente. Y yo lo que percibo es decepción, mucha frustración, pérdida de fe en nuestras instituciones y esto hay que frenarlo”, dijo.

    “Un país no puede echar hacia adelante si no puede confiar en sus instituciones. Y el Partido Popular ha perdido esa confianza”, sentenció.

    Dijo que el PPD necesita una reestructuración completa. Asimismo, sostuvo que espera llevarle ese mensaje a quienes dirigen el PPD.

    “Lo que se percibe es a cada quien adelantando su agenda. Tiene que ser el pueblo el gestor de ese cambio”, concluyó.