Seguridad: cómo evitar ahogamientos y cómo salvar a un niño

Sigue estos consejos:

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Seguridad: cómo evitar ahogamientos y cómo salvar a un niño
    NBC

    El verano y el agua son la combinación perfecta para las familias que buscan divertrise, sin embargo, los padres deben están más alertas para evitar accidentes y tragedias.

    Desafortunadamente durante está semana se han registrado dos tragedias en la que dos menores perdieron la vida en piscinas de unas residencias. 

    Por tal razón, los expertos aconsejas que el primer paso es enseñar a nadar a su hijos, eso incluye el saber flotar y consejos básicos de seguridad.

    Pero la siguiente lista téngala siempre en mente:

    • Mantenga su atención en sus hijos cuando entren en contacto con el agua, sea piscina, playa, rios o lagos.

    • Si viaja en una lancha, canoa o kayak, debe usar chalecos salvavidas.Coloque un salvavidas adecuado a sus pequeños para que no resbalen.

    • Si tiene una piscina en el patio de su casa, contemple tener una reja alrededor, y si ya la tiene, coloque una alarma en la puerta.

    • Si es posible cubra su alberca o jacuzzi cuando no estén en uso.

    • Si tiene una piscina en casa, puede preguntarse cuál es la edad adecuada para que sus hijos comiencen las clases de natación para que puedan disfrutar del agua y estar seguros.

    • Si falta un niño, revise primero el agua.

     ¿Qué hacer si un bebé o niño se ahoga?

    Muchas veces ante una emergencia es difícil saber qué hacer y qué no sobre todo si no se cuenta con una idea previa de primeros auxilios. Sin embargo, no e cuando una persona se está ahogando o atragantando, la ayuda inmediata es determinante.

    Según el portal cibernético "Ser Padres", lo primero que hay que hacer es llamar a emergencias 9-1-1 y explicarles que hay una persona inconsciente a la que comenzarán a realizarle maniobras de RCP:

    1. Mira, escucha y siente si el niño respira colocando tu oído cerca de la boca y nariz del bebé. Luego controla su pulso poniendo dos dedos entre la axila y el codo. Si tiene pulso, continúa soplándole en la boca.

    2. Si no hay pulso, ponle tus dedos mediano y anular en el esternón. Presiónale el pecho cinco veces hasta una profundidad de 1/2 a 1 pulgada.

    3. Coloca su boca de modo que cubra completamente la boca y nariz del niño y sopla lentamente. Mire el pecho del niño para asegurarse de que se eleva. Si no, ábrele más las vías respiratorias.

    4. Repite ciclos de cinco presiones y un soplido durante aproximadamente un minuto.

    5. Vuelve a controlar el pulso y la respiración. Si todavía no hay pulso, sigue las series de cinco presiones y un soplido, volviendo a controlar el pulso y la respiración cada tanto.

    Mira nuestra programación aquí