Alerta en la isla por condición que paraliza a niños