Anciano vive entre basura y excremento en Carolina