Canalización del río Guajataca arruina el sueño de una familia