Clases comenzarían el 24 de octubre

Gobernador y Educación anuncian plan regional para reabrir las escuelas.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    No es el camino recorrido, es el que falta por recorrer
    Archivo

    El gobernador Ricardo Rosselló Nevares y la secretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher, anunciaron el miércoles un plan regionalizado para el regreso a clases, a partir de la semana del 23 de octubre, aunque sería de una forma no óptima.

    “Ahora queremos comenzar un esfuerzo mas regionalizado que es consistente con la visión de nuestro gobierno de trabajar con las distintas regiones y comenzar a restaurar el sistema de una manera aunque no óptima, sí con una trayectoria sistemática de cómo vamos a ir abriendo las distintas regiones”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa.

    Este plan inicia con las regiones de San Juan y Mayagüez, seguido por las regiones de Bayamón y Ponce para la semana subsiguiente; luego las regiones de Caguas y Humacao y luego Arecibo.

    Rosselló Nevares indicó que Keleher recibirá el jueves un informe de un grupo de ingenieros para entonces determinar cuales son las escuelas que pueden operar por región. Este informe se suma a uno preliminar que había preparado el personal del DE.

    “Ella va a recibir esa información y va a determinar en la región de San Juan y la región de Mayagüez, que componen 15 municipios, cuáles son las escuelas que se van a poder abrir comenzando el 23 como había sido nuestro objetivo. Ya el 23 comenzarían a abrir las escuelas a nivel regional. El 23 sería que los maestros, personal docente y no docente se reportaría a las escuelas y el martes 24 llegarían los estudiantes”, detalló el mandatario.

    Este próximo viernes se anunciará el desglose final de las escuelas que abrirán en las regiones de San Juan y Mayagüez, que incluye los municipios de San Juan, Trujillo Alto, Carolina, Guaynabo, Mayagüez, Añasco, Aguadilla, Aguada, Hormiguero, Isabela, Rincón, Lajas, Las Marías, San Germán, Maricao, Moca y Sabana Grande.

    El primer ejecutivo aseguró que actualmente hay 193 escuelas abiertas y funcionando parcialmente en toda la isla.

    “Esto es un mecanismo que lo hemos diseñado porque teníamos dos alternativas. O podiamos esperar a que toda la información estuviese y se abriera todo de cantazo, pero esperaríamos meses o comenzabamos paultatinamente con la mejor información y reconociendo que hay una serie de obstáculos pero mitigando en el camino”, sostuvo.

    “Estamos abriendo en San Juan y Mayagüez para aprender del proceso y traer todo el peritaje y los recursos de FEMA para cuando lleguemos a casos más complicados como en Adjuntas, Jayuya y Utuado, vamos a tener experiencia que nos indica cuáles son las opciones”, aseguró la secretaria por su parte.

    Aseguró que el acceso a agua en las escuelas es escencial. Dijo que el 60 por ciento de los planteles no tenían agua y que esa cifra debe ir mejorando poco a poco. Asimismo, indicó que el tema del recogido de escombros también es tomado en cuenta, por lo que se estableció una iniciativa con el gobierno central en las escuelas que estén listas para el recogido. También se vigila el tendido eléctrico caído y el acceso a escuelas. No obstante, dijo que el 91 por ciento de los planteles tienen paso y que el 9 por ciento no tienen paso. Unas 64 escuelas estaban inudnadas por lo que no pueden abrir, más de 430 escuelas tienen agua y el 85 por ciento tenían arboles caídos y escombros.

    “Ahora lo que se está haciendo es diviendo las escuelas en varios grupos. Un grupo va a ser aquellas escuelas que ya están aptas para funcionar, que tienen acceso a agua, que sirvieron de centros comunlaes. El segundo grupo sera al identificar las escuelas que están aptas pero sin acceso a agua, a ver como las colocamos en el “loop” de prioridad para que se le provea acceso a agua. El tercer grupo son las esucelas con agua y con daños menores. De ahí en adelante, corresponden las escuelas con daños mayores”, desglosó el mandatario.

    Rosselló Nevares dijo que aun no tienen cifras exactas sobre cuántos estudiantes menos tiene el sistema, aunque dio un número estimado basado en los cerca de 40 mil boricuas que se han ido a la Florida. Así las cosas el estimado es de entre 3,700 y 3,800 estudiantes menos.

    Sobre el aspecto de los salarios, Keleher explicó que los maestros y personal que no se puedan reportar a su escuela, puedan ser reubicados. “La premisa es que todo el mundo va a poder seguir trabajando”, afirmó.

    “Al igual que con el sistema de energía eléctrica, esto presenta una oportunidad para montar un sistema de educación como debe de ser a como era antes… El objetivo final es que el sistema sea más adecuado”, concluyó el gobernador.