Con las manos llenas la región policiaca de Carolina