Crisis en el ICF: visita sorpresa de OSHA

Investigan posible violación de reglamentos.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    OSHA inspecciona vagones del ICF

    Empleados denunciaron supuesto mal manejo de los cadáveres y fuerte hedor en el área.

    (Publicado jueves 19 de julio de 2018)

    La unión de empleados del Instituto de Ciencias Forenses (ICF) denunció el miércoles que los vagones que ubicaron de manera provisional cerca de sus instalaciones continúan dando problemas no solo a los trabajadores, si no a los residentes cercanos, que aseguran que el olor es “repugnante”.

    “Emana un fuerte olor a putrefacción al haber entre 80 y 90 cadáveres”, dijo a Telenoticias el presidente de la unión, Carlos Vélez Miranda.

    Denuncian “repugnante” olor de vagones del ICF

    [TLMD - PR] Denuncian “repugnante” olor de vagones del ICF

    Los contenedores albergan entre 80 y 90 cadáveres. 

    (Publicado miércoles 18 de julio de 2018)

    En la tarde del jueves, personal de Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), realizó una visita de sorperesa al ICF para evaluar posibles violaciones a los reglamentos. 

    Tras la denuncia, la exdirectora del ICF María Conte Miller, le solicitó al gobernador que atienda las serias deficiencias.

    “Los muertos no se arrastran por el piso, sino que se colocan en camillas igual que se hace con los enfermos y tengo que hacer la salvedad que eso, ya yo lo sabía sin haber tomado las clases. Tampoco múltiples difuntos se apiñan en camiones para llevarlos al crematorio, se trasladan uno a uno en coches fúnebres certificados por la comisión de servicio público agencia que se asegura que el vehículo de transporte cumpla con todos los requisitos para estos fines. Desde el día uno, también nos enseñan a los patólogos que los cuerpos se guardan en neveras con controles de temperatura para que no se descompongan”, sostuvo Conte Miller en declaraciones escritas.

    Según explicó, el inventario actual de 307 cadáveres es el que se observa en un lugar donde acaba de ocurrir un desastre en masa y, según ella, el hacinamiento actual no guarda relación con el huracán. El ICF no debería tener más de 75 cadáveres bajo su custodia.

    Para la patóloga, la crisis actual se resolvería contratando más patólogos forenses, enterrando los casos excedentes y/o cambiando el procedimiento para examen de los cadáveres.

    “¿Seguirán alquilando más vagones para acumular más cadáveres? Esos que pasaron a mejor vida, pasaran a un mejor vagón. Ese puede ser usted o yo, quizás uno de nuestros allegados”, sentenció Conte Miller.