Decenas de pacientes puertorriqueños llegaron a Miami