Empleados de la AEE cruzan el río Culebrinas nadando