FBI no tiene información sobre supuesta guerra entre residenciales

Hacen llamado a mantener la calma.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    FBI no tiene información sobre supuesta guerra entre residenciales

    El director del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), Douglas Leff, rechazó el lunes que se haya recibido informacion a este momento sobre actos violentos por parte de gangas.

    “Entretenernos con rumores infundados solamente causa pánico, desasosiego y no sirve el interés mayor. Los puertorriqueños deben estar seguros de que todas las agencias de ley y orden hacen su parte para atender información fidedigna como corresponde. Seguiremos dando apoyo a las agencias estatales y federales en la lucha contra el crimen”, dijo Leff en declaraciones escritas.

    La información de los supuestos incidentes violentos se dio a conocer por las redes sociales.

    "Durante los pasados días ha circulado a través de las distintas plataformas sociales un mensaje alertando a no transitar entre varios residenciales del área metropolitana y la zona Norte de Puerto Rico. En el Negociado de la Policía atendemos toda amenaza o preocupación de este tipo con la responsabilidad y urgencia que amerita. Hemos tomado todas las precauciones necesarias para velar por la seguridad de los residentes y personas que transitan por los lugares que se mencionan en las publicaciones. Nuestro personal se mantiene realizando la vigilancia establecida y las distintas estrategias contenidas en los planes de trabajo. En este momento no podemos confirmar la veracidad del mensaje difundido. Sin embargo, estamos en la obligación de no ignorarlos y trabajar la situación diligentemente.

    Mi llamado es a mantener la calma y a que cada ciudadano se sienta en la libertad de comunicarse con nosotros si conoce información sobre este tema que, ciertamente siembra preocupación y ansiedad entre los ciudadanos. Cualquier confidencia sobre este particular o la comisión de cualquier delito puede ofrecerse llamando al (787) 343-2020”, expresó por su parte el comisionado de la Policía, Henry Escalera.